Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Una jornada para recordar a los niños víctimas de la explotación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al final del Ángelus de ayer domingo en la Plaza de San Pedro, el Papa se dirigió a los miembros de la Asociación “Meter”, que desde hace catorce años promueven la Jornada nacional por los niños víctimas de la violencia de la explotación y de la indiferencia.

Benedicto XVI quiso dar las gracias y animar sobre todo a cuantos de dedican a la prevención y a la educación, en particular a los padres, profesores y tantos sacerdotes, monjas, catequistas y animadores que trabajan con los niños en las parroquias, escuelas y asociaciones.

La asociación “Meter” nació en Siracusa (Italia) por voluntad de su fundador, don Fortunato Di Noto, que previamente había trabajado en el campo de la promoción y defensa de los niños, convirtiéndose en un nombre muy conocido en Italia y en el extranjero.

La palabra “meter” es de origen griego y significa “el vientre de acogida” y, más ampliamente, “la protección y apoyo”. Meter es un importante punto de referencia para educar a la cultura de la infancia, prevenir los abusos y la negligencia, y realizar intervenciones específicas de ayuda a las víctimas de abuso sexual.

Teniendo en cuenta que para acabar con el comercio de niños en el mundo, la represión no basta, la asociación se apoya en una red de personas competentes y motivadas, capaces de conectar con la sociedad en que viven, para apoyar y proteger a la infancia, evitando que el abuso se cubra con el silencio.

Y es que aunque en estos últimos tiempos solo se habla de la pedofilia en relación con el clero, no hay que olvidar que la mayor parte de abusos de niños y niñas se cometen en el ámbito familiar. De ahí la llamada de atención a padres y educadores a que colaboren para frenar estos tristes delitos.

Por Alfonso Bailly-Bailliére