Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Hay que ser indulgentes con las personas y no transigir con el pecado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI dijo ayer en el Ángelus dominical ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro que no hay que transigir con el pecado, pero hay que ser "indulgentes" con las personas

Comentando el Evangelio de la misa dominical sobre la mujer adúltera que iba a ser apedreada por el pueblo, y en la que Jesucristo pronunció la frase: “El que esté libre de pecado que lance la primera piedra”, el pontífice señaló que “tenemos que aprender a ser intransigentes con el pecado, comenzando por los nuestros, e indulgentes con las personas".

Jesús, continuó el Papa, absuelve a la mujer de su pecado y la introduce en la nueva vida orientada hacia el bien. Del mismo modo, “Dios desea para nosotros el bien y la vida; Él provee a la salud de nuestra alma por medio de sus ministros, liberándonos del mal con el Sacramento de la Reconciliación, para que nadie se pierda y todos podamos convertirnos”.

El Santo Padre exhortó a los pastores, en este año sacerdotal, a imitar al santo cura de Ars en el ministerio del Perdón sacramental, “para que los fieles descubran su significado y su belleza, y recuperen la salud con el amor misericordioso de Dios, que llega al punto de olvidar voluntariamente el pecado con tal de perdonarnos”.

Después del Ángelus, Benedicto XVI recordó que el próximo 28 de marzo, Domingo de Ramos, se celebra el 25 aniversario del inicio de las Jornadas Mundiales de la Juventud, queridas por el venerable Juan Pablo II. Por este motivo, ha convocado para el próximo jueves, 25 de marzo, por la tarde, en la plaza de san Pedro a los jóvenes de Roma y de toda la región del Lacio para un encuentro especial de fiesta con el Santo Padre.

Por Alfonso Bailly-Bailliére