Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La familia: entre la tradición y la innovación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se acaba de publicar en Italia el libro “La familia entre tradición e innovación”, de la diputada del Partido Democrático italiano (PD) Paola Binetti. En él afronta el tema de la fragmentación y multiplicidad de los modelos en los que se expresa y se realiza la familia, que -asegura- sigue siendo un recurso y no un problema.

En una sociedad cada vez más competitiva, en la que el ser humano exige espacios de mayor libertad y autonomía -situando en primer plano la autorrealización, la inversión en el desarrollo de los talentos y la posibilidad de crear lazos demasiado flexibles-, la falta de políticas sociales serias no permite afrontar el deterioro de las generaciones y la crisis de las parejas.

La autora analiza las propuestas de ley más recientes y las peticiones de las parejas homosexuales, redefiniendo los procesos que permiten comprender la evolución de la familia, para definir mejor qué hay en ella de estable, de estructural y de naturalmente mutable.

A pesar de todo, según Binetti, la familia existe, es sólida y estable; es el verdadero núcleo de la relación entre naturaleza y cultura, entre tradición e innovación, y sigue siendo un punto de referencia afectivo, ético y económico, donde se transmite los valores en nuestra sociedad.

La autora del libro, neuro-psiquiatra infantil y psico-terapeuta, es miembro del Comité nacional de Bioética y ha sido presidenta del Comité “Ciencia y Vida”, que se batió para que no se modificara la Ley 40 sobre la reproducción asistida durante el referéndum de 2005. Esta normativa, que había sido aprobada por el gobierno un año antes, protege los principios y criterios esenciales sobre la dignidad de la persona. Al final, como se sabe, el referéndum no alcanzó el quórum necesario del 50% más uno de los votos para su validez.

La estrategia comunicativa del Comité “Ciencia y Vida” ante el referéndum, que instó a la abstención a la opinión pública, dio sus frutos a pesar de tener en contra a la mayoría de la opinión pública. Los católicos del país demostraron su solicitud en la defensa y promoción de los valores fundamentales e irrenunciables de la vida y la centralidad de la familia. Sin embargo, quizá lo más interesante sea recordar que hubo importantes convergencias con muchos no católicos en lo relativo a los valores de la vida.

La defensa de la vida y de la familia no es prerrogativa única de la Iglesia, ni de los obispos, como se obstinan en hacernos creer nuestros representantes; muchas personas que no comulgan con la fe católica también se sienten representados en la defensa de estos valores.