Miércoles 07/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La entrevista de Seewald al Papa, el 24 noviembre en las librerías

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El periodista alemán Peter Seewald, autor del libro: “Luz del mundo. El Papa, la iglesia y los signos de los tiempos”, manifestó recientemente su sorpresa por la calidad y disponibilidad de Benedicto XVI, que le dedicó una semana de tiempo y respondió a todo tipo de preguntas.

El volumen, que en principio se podrá comprar a partir del 24 de noviembre en las librerías, trata, entre otras cosas, de argumentos que han originado críticas muy duras y polémicas a lo largo de estos cinco años y medio de pontificado. Se trata de cuestiones a las que el pontífice ya había contestado en parte en los dos primeros libros escritos por Seewald:-”Sal de la Tierra” y “Dios y el mundo”.

Hay preguntas que no se pueden hacer durante un viaje con el Papa -me refiero a la tradicional entrevista de los viajes apostólicos-, y que a más de uno encantaría poder formular. Sin embargo, Seewald, que se ha ganado la confianza de su compatriota alemán desde que lo conoció, lanza preguntas tan atrevidas como las siguientes: ¿Qué es lo que provocó la repetición de abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra menores de edad? Otras preguntas suenan así: ¿Había una voluntad por parte de la autoridad de la iglesia de cubrir los problemas de la pederastia en el clero? Y aún más: ¿El Papa nunca ha pensado en dimitir?

Además de la pedofilia, en el nuevo libro de Seewald se podrán encontrar las reflexiones del Papa acerca del gran tema de las reformas en la Iglesia, que han sido constantemente solicitadas por una cierta parte del mundo y también de Iglesia, a las que el Papa nunca ha dejado entrever que quisiera dar respuestas afirmativas. Habla de ello, y cada vez que lo que hace surgen nuevas ideas y reflexiones.

¿Es posible -se le pregunta- replantearse la enseñanza de la Iglesia católica sobre el celibato de los sacerdotes? ¿Y sobre el sacerdocio femenino? ¿Y sobre la anticoncepción? ¿Y sobre las relaciones homosexuales? ¿Se llegará algún día a dar la comunión a los divorciados vueltos a casar?

Como se ve son cuestiones a todo campo, directas, y que el Santo Padre -como ya hacía cuando era cardenal- no sólo no elude, sino que entra directamente en el núcleo del problema, ofreciendo una respuesta clara. De este modo, no solo satisface la curiosidad del entrevistador, sino también de los futuros lectores. Muchos se sorprenderán cuando vean por escrito qué es lo que piensa realmente este Papa sobre determinadas cuestiones que siguen siendo objeto de ataques directos contra la Iglesia y contra su persona.

Por Alfonso Bailly-Bailliére