Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La entrevista a Fellay y el posible 'no' de los lefebvrianos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Habla de la respuesta a la oferta del Vaticano, del nuevo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y del futuro de la órden.

No es muy común que monseñor Bernard Fellay conceda entrevistas. Sin embargo la agencia DICI, que lleva la comunicación a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, ha publicado una tras la conclusión de su Capítulo general.

En esta entrevista, el superior del grupo tradicionalista asegura que se ha estudiado al detalle y de manera profunda la relación y la propuesta de Roma en la que les proponían volver a la Iglesia católica en una Prelatura Personal, en la que mantendrían algunas de las particularidades pero para la que deberían aceptar algunos puntos del Concilio Vaticano II que hasta ahora no consideran como válidos. De hecho, afirma que ya se ha tomado una decisión al respecto que ya han comunicado al Vaticano y que en los próximos días se hará pública.

"El Capitulo general nos ha dado la ocasión de precisar nuestro programa, insistiendo en la conservación de nuestra identidad, es el único medio eficaz para ayudar a la Iglesia a restaurar la cristiandad", declara Fellay. Que da a entender un 'no' por respuesta a la propuesta de unirse bajo una Prelatura Personal. Sin embargo, habrá que esperar hasta que hagan público el comunicado, porque los lefebvrianos suelen traer sorpresas.

Fellay también habló en la entrevista de la sustitución del cardenal William Levada como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cargo que ocupa ahora monseñor Ludwig Müller. Asegura que le preocupa el papel que está por asumir Müller como 'defensor de la fe' ya que "sus posturas en algunos temas son -según afirma Fellay- más que discutibles".

Es cierto, y esto también lo apunta el superior de los lefebvrianos en la entrevista, que Müller ha declarado abiertamente que no aprecia al grupo tradicionalista. De hecho, en el cargo que ocupaba anteriormente, como arzobispo de Ratisbona, quiso cerrar el seminario que los seguidores de Lefebve tienen allí y hacer que los candidatos a sacerdotes ingresaran en los seminarios de sus respectivas diócesis.

Como última respuesta y mirando al futuro, monseñor Fellay asegura que el porvenir de los lefrebvrianos pasa por continuar en la línea fijada por el fundador. Reitera que el grupo permanece fiel a Roma, y recuerda las influencias "modernistas y liberales" que surgieron del Concilio Vaticano II.

A pesar de las reiteradas ofertas y de la actitud dialogante del Vaticano, los lefebvrianos responden con frialdad y altivez. No quieren volver a la Iglesia católica, a pesar de que ellos continúen diciendo que nunca se fueron.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·