Miércoles 07/12/2016. Actualizado 16:49h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Los creyentes deben dialogar también con los ateos y agnósticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI dijo que los creyentes deben dialogar también con los que se consideran ateos y agnósticos y abrir una especie de "patio de los gentiles", donde los hombres puedan de alguna manera engancharse a Dios.

El Papa hizo estos comentarios durante el tradicional encuentro con los miembros de la Curia Romana y de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, con motivo del tradicional intercambio de felicitaciones de Navidad.

Recordando una cita del profeta Isaías, el pontífice dijo que el templo debe ser una casa de oración para todos los pueblos y afirmó que los creyentes deben acoger a los agnósticos y a los ateos.

En este contexto subrayó la necesidad de que al actual diálogo con las religiones se agregue “sobre todo el diálogo con aquellos para los que la religión es una cosa extraña, para los que Dios es un desconocido y que deseen acercarse a Él al menos como ese Desconocido".

Recordando los viajes apostólicos de este año, el Santo Padre se refirió al realizado a la República Checa en septiembre, un país con mayoría de agnósticos y ateos, donde los cristianos constituyen solo una minoría. Tomando pie de esta realidad, el Papa dijo que "es importante sobre todo el hecho de que también las personas que se consideran agnósticas o ateas nos preocupen a nosotros como creyentes”.

Frente al “miedo” que pueden suscitar estas personas cuando se habla de nueva evangelización, hay que tener presente, advirtió, que la cuestión de Dios sigue estando presente también en ellos. Por este motivo, instó a preocuparse de que los hombres y mujeres no emplacen la cuestión sobre Dios “como cuestión esencial de su existencia".

Por Alfonso Bailly-Bailliére