Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:15h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Siete consejos del Papa a los seminaristas de todo el mundo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aunque el Año Sacerdotal se clausuró el pasado mes de junio, el Papa desea mantener vivo el recuerdo y las enseñanzas de este rico período para la Iglesia, escribiendo esta vez a los seminaristas.

Benedicto XVI se dirige con cariño a cada uno de los candidatos al sacerdocio esparcidos por todo el mundo. Abriendo su corazón, les insta a que se tomen en serio la propia formación y les alienta frente a las dificultades actuales y futuras a lo largo de su preparación al sacerdocio.

En la carta a los seminaristas, el Papa recuerda sus años previos al sacerdocio, qué hacía en el seminario y cómo se preparaba para la ordenación.

Es el joven Joseph Ratzinger, que recuerda que en diciembre de 1944, al ser llamado al servicio militar, dijo al comandante de la compañía que le preguntó qué quería ser en el futuro: “sacerdote católico”. Es el Papa que escuchó incrédulo la respuesta del subteniente: “Entonces tiene que buscarse otra cosa. En la nueva Alemania ya no hay necesidad de curas”.

Como un padre preocupado por el crecimiento “interior” de sus hijos, da siete consejos para poner en práctica durante el camino que conduce al sacerdocio.

Primero: Mantener siempre una relación personal con Cristo.

Segundo: Que la Eucaristía sea el centro de la relación con Dios y de la configuración de nuestra vida.

Tercero: Confesarse con frecuencia, teniendo en cuenta que Dios siempre está dispuesto al perdón.

Cuarto: Apreciar la piedad popular, que es un gran patrimonio de la Iglesia.

Quinto: Estudiar con tesón para conocer a fondo la Sagrada Escritura, así como los Padres y grandes Concilios.

Sexto: Madurar en todos los aspectos de la propia humanidad; integrar la sexualidad en el conjunto de la personalidad.

Séptimo: Aprender a convivir con los demás, sabiendo aceptarse y comprenderse.

Por Alfonso Bailly-Bailliére