Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El capellán de los diputados italianos tendrá un perfil más bajo que el anterior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monseñor Rino Fisichella, nombrado este verano presidente del Consejo Pontificio para la nueva evangelización, oficina de la que aún no se conocen sus estatutos, acaba de dejar el cargo de capellán de los Diputados del Parlamento italiano.

El Vicariato de Roma acaba de anunciar la llegada de monseñor Lorenzo Leuzzi, que “técnicamente” pasa a ser el rector de la Iglesia de San Gregorio Nacianceno, es decir, la “capilla” de la Cámara de Diputados.

Leuzzi tiene 55 años y durante varios años fue director de la Oficina para la Pastoral Universitaria del Vicariato de Roma y secretario de la sección universitaria del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa.

Monseñor Fisichella fue relevado en su cargo de presidente de la Academia Pontificia para la Vida por el monseñor español Ignacio Carrasco de Paula, que el sábado 9 de octubre será consagrado obispo por el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone.

Precisamente monseñor Carrasco, respondiendo a título personal, mostró hace un par de días su perplejidad por la asignación del premio Nobel de Medicina al británico Robert G. Edwards por sus investigaciones sobre la fecundación in vitro.

Algunos diputados italianos que conocen a Fisichella desde hace tiempo, no dudan en señalar que ha sido un capellán muy activo y que estaba muy presente. Sin embargo, hay quienes lo califican de personaje “incómodo" porque no ha dirigido la capellanía “desde la sacristía", sino que ha intervenido - con artículos de prensa, entrevistas personales, reuniones de público - en la vida parlamentaria en el país.

Aunque aún es pronto para juzgar al nuevo capellán, hay quien jura que Leuzzi tendrá menos protagonismo que su predecesor; probablemente ha sido elegido “desde arriba” con esta esperanza.

Por Alfonso Bailly-Bailliére