Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El aprecio del Papa por la empleada del hogar

El Papa Francisco ha confiado lo mucho que aprendió en su infancia de la empleada del hogar que trabajaba en su casa cuando era niño y ha revelado que aún usa a diario una medalla que le regaló pocos días antes de morir.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esta anécdota la ha narrado en una entrevista concedida a la revista Viva del periódico argentino El Clarín.


Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

El Papa con sencillez ha hablado del cariño que tiene en general a “la mujer que ayuda, a las empleadas domésticas, que tienen que tener todos los derechos sociales” y ha explicado que la mujer que trabajó ayudando a su madre en el servicio doméstico “murió feliz, con una sonrisa, con la dignidad de quien trabajó”.

 

Por este motivo, el pasado 15 de junio al finalizar el rezo del Angelus, el Papa se refirió a “las domésticas y asistentes que proceden de tantas partes del mundo y prestan un servicio valioso en las familias” y ha alertado que frecuentemente no se valora “con justicia el grande y hermoso trabajan que realizan”.

 

De hecho, Francisco ha precisado que siempre lleva consigo en un bolsillo una medalla del Sagrado Corazón que le dio la señora que ayudaba a su madre tres veces por semana cuando él era niño. Se trataba de una mujer viuda siciliana que emigró a Argentina tras la muerte de su marido quien murió satisfecha “con la dignidad de quien siempre ha trabajado”.

 

@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·