Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El año de la renovación sacerdotal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa regresó ayer de su breve pero intenso viaje apostólico a Chipre, donde ha confirmado en la fe a la minoría católica del país. Ha alentado a todos los cristianos a resistir a las dificultades a causa de las tensiones étnicas y religiosas, y a no abandonar el Oriente Medio, para poder seguir dando testimonio de Cristo.

En esta semana que comienza se clausura el Año Sacerdotal convocado por el Papa con ocasión del 150 aniversario de la muerte de Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars. Para la ocasión, el pontífice escribió una carta en junio de 2009 a todos los presbíteros, en la que explicaba que el objetivo de esta conmemoración era “contribuir a promover el compromiso de renovación interior de todos los sacerdotes, para que su testimonio evangélico en el mundo de hoy sea más intenso e incisivo”.

A lo largo de este año, Benedicto XVI ha exhortado a los sacerdotes a vivir una total adhesión a Cristo y a la Iglesia y ha pedido a los fieles que recen por la santidad de los presbíteros, para que vivan su vocación al cien por cien.

Podría resultar paradójico que precisamente en el Año Sacerdotal hayan salido a relucir casos de miembros de la Iglesia que han manchado su túnica con sus delitos de abusos de menores. Como se ha visto desde el principio, el Papa está afrontando esta grave crisis con determinación. En el contexto de atención a las víctimas ha escrito que está dispuesto a nuevos encuentros con ellas, involucrándose en el camino de toda la comunidad eclesial.

Una campaña de prensa bien orquestada ha intentado una especie de “proceso” a Benedicto XVI sobre los escándalos de abusos, aduciendo que Ratzinger, antes de ser elegido Papa, se había visto involucrado en el problema, porque dirigió algunos casos de abusos. Después los hechos lo han desmentido, aunque haya quien no lo quiera reconocer.

En fin, el Año Sacerdotal llega a su meta. Más diez mil sacerdotes de 91 países han confirmado su asistencia al encuentro mundial que presidirá el Papa los días 10 y 11 de junio en San Pedro.

El jueves 10, a las 20:30, en la Plaza de San Pedro, está prevista una vigilia de oración, testimonios y conexiones televisivas con Ars, el cenáculo de Jerusalén, barrios pobres de Buenos Aires e incluso desde Hollywood, así como un diálogo entre el pontífice y los sacerdotes y adoración eucarística.

La parte central del programa será la Santa Misa presidida por el Papa el viernes 11, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, durante la cual los sacerdotes renovarán sus promesas y el pontífice proclamará al Santo Cura de Ars patrono de todos los sacerdotes.

Por Alfonso Bailly-Bailliére