Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Una agenda muy significativa para la reunión del Papa con los cardenales de todo el mundo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mañana, sábado 20 de noviembre, el Papa celebrará un Consistorio Ordinario Publico para la creación de veinticuatro nuevos cardenales, entre ellos monseñor José Manuel Estepa Llaurens, que no podrá participar en un eventual cónclave por haber superado los 80 años.

Hoy viernes, todos los purpurados han sido invitados a participar en una “Jornada de reflexión y de oración” presidida por el Papa, en la que reflexionarán sobre los siguientes temas: la situación de la libertad religiosa en el mundo y nuevos desafíos; la liturgia en la vida de la Iglesia hoy; la respuesta de la Iglesia a los casos de abusos sexuales, y la Constitución “Anglicanorum coetibus” sobre la institución de ordinariatos personales para los anglicanos que entran en la plena comunión con la Iglesia católica.

La ceremonia del sábado prevé los siguientes momentos: Tras el saludo litúrgico, el Papa lee la fórmula de creación y proclama solemnemente los nombres de los nuevos cardenales. El primero de ellos se dirige entonces al Santo Padre en nombre de todos. Siguen la Liturgia de la Palabra, la homilía del Papa, la profesión de fe y el juramento por parte de los nuevos purpurados.

Posteriormente, el Papa coloca el birrete sobre la cabeza del nuevo cardenal y dice: “Es rojo como signo de la dignidad del oficio de cardenal, y significa que estás preparado para actuar con fortaleza, hasta el punto de derramar tu sangre por el crecimiento de la fe cristiana, por la paz y armonía entre el pueblo de Dios, por la libertad y la extensión de la Santa Iglesia Católica Romana”.

A continuación entrega la Bula de creación de cardenal, asigna el Título o Diaconía de una Iglesia de Roma e intercambia el abrazo de la paz con cada uno de los nuevos miembros del Colegio Cardenalicio. El rito concluye con la oración de los fieles, el rezo del Padrenuestro y la bendición final.

El domingo, 21 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey, el Papa presidirá una misa concelebrada con los nuevos cardenales durante la cual les entregará el anillo cardenalicio “signo de la nueva dignidad, de solicitud pastoral y de unión más sólida con la Sede del Apóstol San Pedro”.

Tras la ceremonia de mañana sábado, el Colegio Cardenalicio contará con 203 miembros, 121 de ellos electores y 82 no electores. Según la composición por continentes, habrá 111 cardenales europeos, 21 de América septentrional, 31 de América Latina, 17 de África, 19 de Asia y 4 de Oceanía.

Como consejeros del Papa, los cardenales actúan colegialmente con él a través de los Consistorios, que convoca el Romano Pontífice y se desarrollan bajo su presidencia. Pueden ser ordinarios o extraordinarios. En el Consistorio ordinario se reúnen los cardenales presentes en Roma, otros obispos, sacerdotes e invitados especiales. El Papa convoca estos Consistorios para hacer alguna consulta sobre cuestiones importantes o para dar solemnidad especial a algunas celebraciones. Al Consistorio extraordinario son llamados todos los cardenales y se celebra cuando lo requieren algunas necesidades especiales de la Iglesia o asuntos de mayor gravedad.

Por Alfonso Bailly-Bailliére