Miércoles 07/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Zapatero en el Vaticano: 25 minutos con el Papa y 50 con Bertone

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, mantuvo ayer un encuentro cordial con Benedicto XVI en el Vaticano.

Tras la entrevista, la segunda que mantienen el Papa y Rodríguez Zapatero después de la celebrada en Valencia en julio de 2006, el jefe del Gobierno español se reunió con el “número dos” de la Santa Sede, el cardenal Tarcisio Bertone, y con el “ministro de exteriores”, el arzobispo Dominique Mamberti.

Durante los coloquios intercambiaron puntos de vista sobre Europa, la actual crisis económico-financiera y el papel de la ética, la situación en los países de Centroamérica y del Caribe, así como en Oriente Medio.

Zapatero analizó con Bertone y Mamberti la situación bilateral entre la Santa Sede y España. Asimismo se trataron asuntos de actualidad y de interés para la Iglesia en España, como la presentación de una eventual nueva ley sobre la libertad religiosa, la sacralidad de la vida desde su concepción y la importancia de la educación.

Benedicto XVI expresó su alegría por viajar a Santiago de Compostela y a Barcelona el 6 y 7 de noviembre próximos y a Madrid en 2011 para la Jornada Mundial de la Juventud, y en la entrevista se puso de manifiesto la disponibilidad del Gobierno español para colaborar en su preparación y desarrollo.

El Papa y Zapatero hablaron a solas 25 minutos y el encuentro posterior con el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone, duró 50 minutos, un tiempo considerado excepcionalmente largo, lo cual demuestra el clima de cordialidad en el que se desarrolló.

Durante el tradicional intercambio de regalos, el Papa obsequió a Zapatero con un bajorrelieve. Por su parte, Zapatero donó al Papa un libro de “La historia del Real Monasterio de El Escorial”.

Después de la visita al Vaticano, Rodríguez Zapatero se dirigió a la sede del Gobierno italiano para entrevistarse con su homólogo italiano, Silvio Berlusconi. En una rueda de prensa posterior, Zapatero apeló a la responsabilidad de los partidos políticos españoles para lograr la mayoría necesaria en el Parlamento que posibilite la aprobación de la reforma laboral que prepara su Ejecutivo tras el fracaso de las negociaciones entre sindicatos y empresarios.

Por Alfonso Bailly-Bailliére