Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La Virgen de Monte Mario vuelve a mirar a Roma

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En esta penúltima semana de junio, Benedicto XVI realizará una breve peregrinación. Irá el día de San Juan al Centro “Don Orione” de Roma-Monte Mario, cercano al Vaticano, para bendecir la gran estatua de María “Salus populi romani” -que mira a Roma-, tras haber sido restaurada y colocada de nuevo en la torre.

La estatua de la Virgen, de 9 metros de altura, es de cobre, dorada, y se había caído de su base, de 19 metros, tras un fuerte temporal con un viento violento, el pasado 12 de octubre. La caída causó fuerte emoción entre las autoridades y habitantes de la capital, muy devotos de la Virgen bajo esa invocación, que pidieron que la imagen volviera a su lugar lo antes posible.

La visita del Papa a Monte Mario coincide también con la “Fiesta del Papa” que cada año la Familia de Don Orione promueve en todo el mundo, siguiendo la tradición iniciada por su fundador, San Luigi.

Sucesivamente, el Santo Padre visitará el Monasterio Dominico de Santa María del Rosario en Monte Mario, donde encontrará a las monjas de clausura. En este lugar se custodian la antigua imagen de la Virgen Hagiosoritissa, conocida como Virgen de San Lucas (siglo VII) y preciosas reliquias de Santo Domingo, de Santa Catalina de Siena y de otros santos y santas dominicos.

El Papa recibirá el viernes a los participantes en la reunión anual de la ROACO (Reunión de las Obras para la Ayuda a las Iglesias Orientales), que tendrá lugar del 21 al 25 de junio. El hilo conductor de los trabajos de la asamblea, presidida por el cardenal Leonardo Sandri, será el próximo Sínodo de Obispos para Oriente Medio (10-24 octubre 2010).

ROACO, bajo el patrocinio de la Congregación para las Iglesias Orientales, está formada por varias organizaciones en todo el mundo, entre ellas, la “Catholic Near East Welfare Association”, la Pontificia Misión para Palestina, Misereor, Ayuda a la Iglesia Necesitada, Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, “Oeuvre d'Orient”. Sus miembros facilitan ayuda financiera y espiritual, que es muy apreciada por las iglesias, sobre todo por la situación dramática en que se hallan muchas de ellas.

Por Alfonso Bailly-Bailliére