Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Vietnam espera la visita de Benedicto XVI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Relaciones diplomáticas y una invitación a Benedicto XVI para que el año que viene viaje a Vietnam. El sueño de los católicos de este país asiático de poder encontrar al Papa con ocasión del jubileo especial que comienza en noviembre de este año y termina en la Epifanía de 2011, podría ser pronto una realidad.

El primer viaje de un pontífice a Vietnam supondría sin duda un nuevo impulso pastoral desde la visita “ad limina” de los obispos, el pasado junio, en un nación en la que el catolicismo llegó en el siglo XVI por obra de misioneros portugueses, españoles y franceses.

En noviembre de 2009, una delegación del gobierno vietnamita visitará el Vaticano y el mes siguiente, el presidente de la República Socialista, Nguyen Minh Triet, viajará a Italia, y como ha dicho el cardenal de Ho Chi Minh Ville, Jean-Baptiste Pham Minh Man, un encuentro con Benedicto XVI sería un ulterior signo de esperanza.

En febrero de este año, una delegación de la Santa Sede, encabezada por monseñor Pietro Parolin, subsecretario para las Relaciones con los Estados, viajó a Vietnam, invitada por el gobierno, donde participó en Hanoi en la primera sesión del grupo de trabajo conjunto Vietnam-Santa Sede sobre las relaciones diplomáticas bilaterales.

Sin embargo, las buenas noticias concernientes a la Iglesia vietnamita no se limitan a estas visitas. El sábado 25 de julio, el Papa nombró cuatro nuevos obispos en Vietnam: dos en el norte del país y otros dos en el sur. El 21 de febrero fue nombrado un obispo en el centro del país.

Las relaciones entre Vietnam y la Santa Sede no se han interrumpido a pesar de las dificultades y han continuado las visitas periódicas de una delegación de la Santa Sede al país. Ahora, desde el gobierno se dice que una delegación vietnamita visitará el Vaticano dentro de cuatro meses para discutir algunas cuestiones relativas a las relaciones entre las dos partes, y en diciembre, el presidente de la República se entrevistará con el Santo Padre, con quien intercambiará sus puntos de vista acerca de las relaciones en un futuro próximo.

Cuando el Papa recibió el pasado 27 de junio a los obispos en visita “ad limina”, el presidente del episcopado vietnamita, monseñor Pierre Nguyen Van Nhon, de Da Lat, expresó el sueño de que el pontífice pueda visitar el país asiático. Aunque la invitación oficial por parte de las autoridades civiles no ha llegado, sin embargo, antes de la visita “ad limina” de hace un mes, funcionarios del gobierno “recordaron” al arzobispo de Hanoi que invitara al Papa.

Por Alfonso Bailly-Bailliére