Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Vietnam y la Santa Sede esperan normalizar las relaciones diplomáticas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una delegación del gobierno vietnamita participará el 23 y 24 de junio en Roma en la segunda reunión del Grupo mixto de trabajo entre Vietnam y la Santa Sede, cuyo objetivo es continuar el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas.

Según la agencia Asia-News, que recoge ecos de la prensa gubernativa, la delegación está encabezada por el viceministro de Relaciones Exteriores, Nguyen Thanh Son, y de ella forman parte funcionarios del Ministerio de la Seguridad Pública y del Comité de Asuntos Religiosos.

En la situación actual en el país, la Conferencia Episcopal debe afrontar la crisis humanitaria y los conflictos internos. Los católicos vietnamitas están perdiendo confianza en el gobierno y en la “organización religiosa”, algo que –según AsiaNews- nunca había sucedido dentro de la Iglesia vietnamita.

Por otra parte, oficiales de la Santa Sede han hablado recientemente con algunos obispos vietnamitas y con religiosos que trabajan en Roma, pero no han podido hacerlo con los prelados que encabezan las 26 diócesis. Aunque las cuestiones que hay que resolver se estancan por momentos, la Santa Sede y el gobierno tratan de encontrar soluciones mediante un diálogo paciente.

Desde 2008, la Santa Sede ha nombrado a siete obispos vietnamitas y los obispos han ordenado a cientos de sacerdotes, pero los católicos no están unidos. ¿Por qué? Algunos fieles aseguran que “existe una gran confusión, que no saben quiénes son los verdaderos católicos vietnamitas” y las “religiones artificiales” en la Iglesia local y en la sociedad”. Otros, sin embargo, dicen “tener fe en el amor de Jesús y de la Iglesia; rezamos a Dios y al Espíritu Santo. No tenemos miedo al mal”.

Benedicto XVI recibió en audiencia en diciembre de 2009 al Presidente de la República Socialista de Vietnam, Nguyen Minh Triet. Era la primera vez que un presidente de este país se encontraba con Su Santidad y con altos responsables de la Secretaría de Estado.

En aquella ocasión, la Santa Sede manifestó el deseo de que sigan progresando las relaciones bilaterales con Vietnam y que las cuestiones pendientes se resuelvan lo más pronto posible.

Por Alfonso Bailly-Bailliére