Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Viernes Santo para la isla de Cuba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En 1998 Juan Pablo II pidió a Fidel Castro que el 25 de diciembre se celebrara en Cuba la Navidad de manera oficial. Ahora, 14 años después, Benedicto XVI ha pedido a Raúl el Viernes Santo.

No había constancia de ninguna petición por parte del Vaticano, pero Benedicto XVI sabe dónde pronunciarse porque tiene claro qué quiere conseguir. Por eso en su encuentro privado, fuera de los flashes de las cámaras, el Papa ha pedido a Raúl Castro, que se celebre en la isla de manera oficial el Viernes Santo. Un pasito adelante en hacer de manera patente más católica la isla.

Durante estos días el Papa ha animado a los cubanos a no ter miedo de seguir a Jesús, de demostrar su fe en la sociedad. Ha pedido a los matrimonios de la isla que sean fieles, porque la media de duración de un matrimonio cubano es de 18 meses. Ha dicho a los jóvenes de la isla que miren al futuro y que lleven adelante de manera honrada el cambio necesario para Cuba.

Benedicto XVI ha hablado quizás no muy alto, pero sí muy claro durante todos estos días. Parte de la transición de que la isla ha comenzado a vivir viene directamente de la mano del Papa. Con casi toda seguridad Castro concederá a la Iglesia católica este día festivo, para él será un simple trámite con el que acontentar a los católicos, una manera de agradecer al Vaticano la visita. Pero con este pequeño avance se refuerza el ánimo de los católicos cubanos y comienzan a tomar las riendas de la isla, del cambio que quieren protagonizar y que llegará. Para verlo, sólo hacen falta tiempo y paciencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·