Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Santo Padre habla de "cristianofobia"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El clima de alegría por el estreno de un nuevo año, con sus esperanzas e ilusiones, se vio empañado hace tres días por la masacre contra los fieles de la Iglesia copta de Egipto, que se saldó con 21 víctimas.

A las palabras del Papa, que dijo muy claramente que este ataque mortal “ofende a Dios y a toda la humanidad”, se han unido los mensajes de solidaridad, entre ellos, del presidente de la República italiana, el ex comunista Giorgio Napolitano, que ha dicho con fuerza que “basta con las persecuciones contra los cristianos en el mundo”.

La espiral de atentados contra cristianos no conoce tregua; primero la sangre en la Navidad de los cristianos en Nigeria y después las bombas contra cristianos en Bagdad en la víspera de San Silvestre.

Todos estos hechos y los menos recientes han llevado al Papa a incluir en su léxico el término “cristianofobia”, intensificando los propios llamamientos para la tutela de las minorías cristianas en el mundo.

Finalmente parece que el eco de las palabras del pontífice está comenzando a llegar lejos y el llamamiento a no acostumbrase a los conflictos que provocan víctimas y ponen en riesgo el futuro de los pueblos, parece que comienza a surtir los primeros efectos. Ahora bien, los responsables de las naciones no se pueden conformar con condenas públicas y promesas futuras, sino que debe haber un compromiso concreto.

El director del periódico “Avvenire”, de la Conferencia Episcopal Italiana, pidió en el canal 1 de la RAI que no se apague la atención ante estos hechos dramáticos y que se ofrezca todo el espacio posible para que la opinión pública llegue a concienciarse de lo que está en juego y se tomen medidas.

Quien no tienen razón alguna para criticar al Papa es Ahmed el-Tayeb, imam de la Universidad egipcia de Al-Azhar, que se preguntó en modo crítico por qué el Papa no había hecho también llamamientos para que se proteja a los musulmanes ante las matanzas en Irak.

La Santa Sede, por medio del padre Federico Lombardi, respondió afirmando que el Papa había hablado de la solidaridad con la comunidad copta atacada tan duramente, pero después también manifestó su inquietud e interés por las consecuencias de esta violencia sobre toda la población, tanto cristiana como musulmana. “En consecuencia, no se ve cómo esto se pueda considerar una injerencia por parte del pontífice en los asuntos egipcios”.

El hecho de manifestar la justa preocupación por las minorías cristianas que sufren violencia, no quiere decir que se quiera justificar o minimizar la violencia contra los fieles de otras religiones.

Por Alfonso Bailly-Bailliére

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·