Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La Santa Sede explica su decisión sobre Pío XII y promueve la amistad con los judíos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El padre Federico Lombardi, S.I., director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, aseguró ayer que aunque Benedicto XVI haya firmado los decretos sobre las virtudes heroicas de Juan Pablo II y Pío XII el mismo día, eso no significa un “acoplamiento” de ambas causas a partir de ahora, porque son totalmente independientes y cada una seguirá su propio camino.

Saliendo al paso de las críticas procedentes del ambiente judío por la publicación del decreto de Eugenio Pacelli el pasado 19 de diciembre, Lombardi aclaró que la reciente firma no es en absoluto un acto hostil contra el pueblo judío y expresó el deseo de que no suponga un obstáculo en el diálogo entre católicos y judíos.

Cuando un Papa firma un decreto sobre las "virtudes heroicas" de un Siervo de Dios, recordó Lombardi, se tienen en cuenta las circunstancias en las que ha vivido la persona, pero la valoración se refiere esencialmente al testimonio de vida cristiana que ha dado esa persona, y no al alcance histórico de todas sus decisiones operativas.

Aún así, aseguró, no se pretende limitar en absoluto la discusión sobre las opciones concretas que llevó a cabo Pío XII en la situación en que se encontraba. Por otra parte, muchos judíos han reconocido la atención y la preocupación de Pío XII por ellos, algo que ciertamente es relevante para la valoración de sus virtudes.

El deseo es que la próxima visita del Papa a la sinagoga de Roma, prevista el próximo 17 de enero, sea una ocasión “para reafirmar y consolidar con gran cordialidad estos vínculos de amistad y de estima”.

La visita de Benedicto XVI a la sinagoga romana se realizará 24 años después de la que efectuara Juan Pablo II al templo judío. Aquella fue la primera vez en la historia que un pontífice pisaba una sinagoga.

Benedicto XVI estuvo en 2005 en la sinagoga de Colonia (Alemania); fue una visita muy significativa, ya que era la primera vez que un Papa pisaba un templo judío de su país. En 2008, con motivo de su viaje apostólico a Estados Unidos, tuvo un encuentro en la sinagoga de Park East, construida en 1889, uno de los lugares históricos de Nueva York.

 

Alfonso Bailly-Bailliére