Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Por Mercedes De La Torre

El nuevo Rector Mayor salesiano anima a atender a los últimos

Poder conversar con el nuevo Rector Mayor de la Congregación salesiana, el padre español Ángel Fernández Aritme ha sido una experiencia estupenda. Comparto en este espacio algunas cuestiones que pueden interesarles.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

No sólo por la oportunidad de poder palpar la sencillez del padre salesiano Ángel Fernández Aritme que a sus 53 años ha sido elegido para guiar una Congregación de la Iglesia que se encuentra presente en 132 países y que cuenta con más de 15 mil religiosos.


Sino también por comprobar la plena sintonía que tiene este salesiano español con el Pontificado de Francisco, ya que ha estado en misión desde 2009 precisamente en Argentina y ha tenido la oportunidad de compartir y colaborar personalmente con el ex arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Bergoglio.


“Qué te han hecho”, le ha dicho el Papa Francisco bromeando hace unos días cuando tuvieron oportunidad de saludarse durante una audiencia en el Vaticano que concedió el Pontífice a los más de 200 padres que forman el Capítulo General número 27 en donde ha sido elegido el padre Ángel como X sucesor de San Juan Bosco. “Una especie de cónclave salesiano” que terminará el próximo 12 de abril.


Y así, el Rector Mayor salesiano ha remarcado que la invitación de Francisco para “estar con los últimos, en las periferias”  es en realidad el “algo con el que han nacido” en el espíritu de su fundador “Don Bosco nació para estar en los barrios de Turín y con los últimos” pero ha explicado que ahora es necesario “seguir haciendo lo que hacemos en muchos sitios de manera muy hermosa, pero –ha agregado- pedir una mayor generosidad para estar con los últimos donde sea necesario”.


Por otro lado, tras un año de Pontificado del ex arzobispo de Buenos Aires, el padre Ángel Fernández ha calificado que ahora se vive “una primavera en la Iglesia” y ha insistido en que “es posible esta primavera gracias a la increíble figura del Papa Francisco y gracias también por la figura de un hombre muy libro, de mucha fe, como lo ha sido el Papa Benedicto XVI”.


En esta línea, ha afirmado que sueñan también poder hablar de una “nueva primavera” en la que caminan por la opción de “una misión salesiana que sea apasionante, que toque a los últimos, donde el mundo juvenil sienta que hay algunas personas, muchos en la Iglesia pero también nosotros, que le damos voz cuando no tienen voz y que estamos a su lado”.


Acerca de su experiencia en Argentina en donde ha palpado una Iglesia joven, Fernández Aritme ha destacado que “lo primero que se aprende en América Latina es que la economía no puede ser el único horizonte de la vida” y ha explicado que “uno se encuentra con miles de personas con muchos menos recursos que buscan una vida digna pero donde hay tantísimos valores que, a veces en nuestra Europa, lo digo como español, han quedado en un segundo lugar”.


Por otra parte, ha asegurado que “América Latina ofrece una mirada juvenil de la fe que es apasionante” y ha confiado que en gran medida le han “robado el corazón” porque sigue encontrado a jóvenes que sonríen, jóvenes que tienen ganas de un futuro mejor y lo ha propuesto como “un desafío para sacar lo mejor de los jóvenes europeos” porque “todo joven tiene un potencial increíble” y ha concluido: “No permitamos que la falta de horizonte mate la vida juvenil”.


Al finalizar, el nuevo Rector Mayor de los salesianos ha recordado el anuncio de “la atracción increíble del Señor Jesús, siendo anunciadores de la fe” y ha advertido: “no somos simplemente animadores socioculturales. No tenemos que resolver tareas que tienen que resolver los estados y los gobiernos, para eso no está la Iglesia –ha remarcado-. La Iglesia está para estar al lado de todo hombre y de toda mujer, hacer un camino juntos y en ese sentido presentarles que el Señor de la vida les ama y les quiere incondicionalmente”.  

 

@mercedesdelat

        


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·