Jueves 08/12/2016. Actualizado 16:49h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Quejas por la filtración de la encíclica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En una oficina de prensa a rebosar, como en los mejores tiempos, se presentó la encíclica de Benedicto XVI “Caritas in veritate”. Aunque se llevaba hablando mucho tiempo del documento papal, y se esperaba la presentación oficial el 7 de julio, las filtraciones de parte de su contenido en la edición de ayer del Corriere della Sera, pocas horas antes de la publicación del texto, no rebajaron sin embargo el interés.

Al inicio de la rueda de prensa, un periodista presentó sus quejas públicamente al director de la Oficina de Prensa por este lamentable hecho, que ya se ha repetido en otras ocasiones. El padre Lombardi aseguró que se tomarán las medidas oportunas, es decir, muy probablemente el diario reciba una sanción como correctivo, también por lo que supone de falta de profesionalidad y de respeto con los demás colegas.

Media hora antes de que se abrieran las puertas de la oficina de prensa, hacia las 8,30, ya se comenzaba a respirar una atmósfera especial en Via della Conciliazione, 54. Un grupo de periodistas y cámaras de diferentes nacionalidades esperaban a poder entrar para recoger la Encíclica y comenzar a leerla. En estas ocasiones, cada uno recibe una copia en su propio idioma. Se puede elegir entre inglés, francés, español, italiano, portugués, alemán o polaco. Teniendo en cuenta que la rueda de prensa era a las 11,30, supone todo un récord tratar de asimilar 135 páginas y preparar eventuales preguntas en tan poco tiempo, sobre todo tratándose de una encíclica.

A las presentaciones de documentos importantes acuden no solo periodistas acreditados permanentemente en la oficina de prensa de la Santa Sede, sino también los que tienen un cierto interés en cubrir un evento aislado.

Antes del turno de preguntas, tuvo lugar la lectura de los textos de presentación de la encíclica por parte de dos de las personas que han colaborado directamente en la elaboración del documento: el cardenal Renato Martino y mons. Giampaolo Crepaldi, respectivamente presidente y secretario del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Posteriormente intervinieron el cardenal Paul Josef Cordes, presidente del Pontificio Consejo “Cor Unum”, y Stefano Zamagni, catedrático de Economía Política de la Universidad de Bolonia.

Tratándose de una encíclica social, era lógico que el dicasterio presidido por el cardenal Martino se ocupara de su preparación, puesto que la finalidad de este consejo pontificio es promover la justicia y la paz en el mundo según el Evangelio y la doctrina social de la Iglesia. Al inicio, la “Caritas in veritate” la había pensado el Papa para conmemorar los 40 años de la “Populorum progressio” de Pablo VI (1967), pero su redacción necesitó más tiempo del previsto. Al desencadenarse la crisis económica mundial, Benedicto XVI se vio obligado a retomar el texto para responder de modo más adecuado, en el ámbito de la doctrina social de la Iglesia, pero haciendo referencia a los elementos reales de la crisis actual.

Por Alfonso Bailly-Bailliére