Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa, su secretario Don Georg, y el "afecto británico"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El secretario de Benedicto XVI, conocido como don Georg, es decir por su nombre y no por su apellido, por ser difícil de recordar, acaba de ganar un prestigioso premio italiano por su libro “Benedicto XVI Urbi et Orbi”, publicado por la Librería Editora Vaticana.

Los motivos por los que ha publicado este volumen fotográfico sobre los cinco años de pontificado del Papa, explica el autor, obedecen a que este lustro ha marcado nuestro tiempo, aunque a menudo ha sido mal comprendido. En definitiva, era necesario ampliar el horizonte de este magisterio y el modo mejor de hacerlo era el lenguaje universal de la fotografía. Las imágenes hablan todas las lenguas del mundo. “Y, sobre todo, hablan al corazón”, asegura.

Refiriéndose al “histórico” viaje del Santo Padre al Reino Unido, del que el pontífice ha regresado “vencedor” de la batalla que se preanunció antes de su partida, don Georg afirma que la presencia del Papa termina siempre por cambiar lo que yo llamo la “opinión publicada”. Es decir, no lo que la gente piensa, sino lo que escriben los medios de comunicación, que no siempre siguen lo que dice.

La presencia física de Benedicto XVI, sin embargo, cambia cada vez más las previsiones, asegura el secretario del Papa alemán. La gente escucha sus palabras directamente, no lo que escriben los medios, y lo que dice acaba convenciendo.

Don Georg asegura que la demostración de afecto al pontífice en Gran Bretaña fue increíble, y no sólo por parte de los católicos, sino de todas las personas de buena voluntad. “Confieso que para nosotros fue una gran sorpresa descubrir este calor británico insólito”.

Por Alfonso Bailly-Bailliére