Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Durante las felicitaciones navideñas a la Curia Romana

El Papa revela las 15 ‘enfermedades curiales’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa Francisco ha sorprendido con sus palabras a los jefes de la Curia Romana y lo ha hecho precisamente durante las felicitaciones navideñas de este lunes en la Sala Clementina del Vaticano.

Reunión del Papa Francisco con los cardenales en la Sala Clementina. Reunión del Papa Francisco con los cardenales en la Sala Clementina.

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Un discurso de alrededor 30 minutos en los que el Obispo de Roma ha animado a los cardenales y obispos presentes a realizar un profundo examen de conciencia y sobre todo a acudir al Sacramento de la Confesión.

En realidad, algunos de los aspectos destacados ya los ha mencionado en diferentes contextos, pero en esta ocasión el Papa “venido desde el final del mundo” ha demostrado un profundo conocimiento de la Curia Romana y sobre todo de los puntos en los que la Curia debería cambiar.

En esta línea, el Pontífice ha insistido en que la Curia “está llamada a mejorar, siempre mejorar y crecer en comunión, santidad y sabiduría para realizar plenamente su misión” pero también ha aceptado que “como todo cuerpo humano, está expuesto a la enfermedad, al mal funcionamiento” por lo que ha enumerado quince enfermedades probables de la curia para examinarse y prepararse para el Sacramento de la Reconciliación “un bello paso” para todos en preparación de la Navidad.

Entre ellas, vale la pena destacar la enfermedad de “sentirse inmortal, inmune o incluso indispensable” porque se descuidan los necesarios controles, la autocrítica por lo que ha reiterado que una Curia “que no se actualiza, que no trata de mejorarse es un cuerpo enfermo”. 

También ha sido interesante cómo el Papa ha adaptado términos médicos en forma muy creativa que muestran claramente algunos conceptos, como por ejemplo, el “alzheimer espiritual” con la que se olvida la historia personal con Jesús y dependen “completamente de su presente, de las propias pasiones, caprichos y manías”; la “esquizofrenia existencial” en la que se vive “una doble vida, fruto de la hipocresía” que frecuentemente la padece quien abandona “el servicio pastoral” para limitarse a las “cosas burocráticas, perdiendo de esta manera el contacto con la realidad, con las personas concretas”.

Por otro lado, Papa Francisco ha recordado el peligro de los chismes, murmuraciones y habladurías y lo ha calificado como el “terrorismo de los chismes” que es sembradora de cizaña. Asimismo ha cargado en contra de los que “acumulan” bienes materiales, los que se encierran “en círculos pequeños”, los que buscan el “provecho mundano y el exhibicionismo”.

Es imposible abarcar con detalle cada aspecto de este largo discurso, disponible en castellano en este artículo de Radio Vaticano, pero quisiera destacar cómo el Papa ha pedido a los cardenales y obispos presentes no perder el “sentido del humor” y al concluir ha explicado que “los sacerdotes son como los aviones: sólo hacen noticia cuando caen, pero hay muchos que vuelan”.

Twitter: @mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·