Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa redacta estos días sus mensajes para los católicos del Reino Unido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI prosigue su período de descanso en la residencia pontificia de Castelgandolfo, a pocos kilómetros de Roma. A partir del próximo miércoles -4 de agosto- reanudará las audiencias generales, que tendrán lugar en el Aula Pablo VI del Vaticano. Ese día acogerá a más de 50.000 monaguillos que participan en una peregrinación europea.

Los domingos de julio, miles de fieles de todo el mundo han participado con entusiasmo en el tradicional rezo del Ángelus. A los cánticos de los grupos, el Papa responde normalmente con un breve saludo y un gesto de agradecimiento.

Benedicto XVI está aprovechando los días de descanso -que no son vacaciones en el sentido estricto del término- para preparar el tercer volumen de su obra sobre Jesús de Nazaret, dedicado a los evangelios de la infancia de Cristo. El primer libro lo escribió durante los veranos de 2003 y 2004 y el segundo se publicará la primavera que viene, una vez concluido el trabajo de traducción en las principales lenguas.

El mes de agosto, el Santo Padre lo dedicará también a terminar de preparar los discursos de su viaje apostólico del 16 al 19 de septiembre. Se trata de la primera visita de Estado de un Papa a Gran Bretaña, ya que el viaje de Juan Pablo II, en 1982, tuvo una dimensión exclusivamente pastoral.

El encargado del primer ministro británico para el viaje papal, Lord Christopher Patten, ha asegurado que está totalmente convencido de que todos los preparativos dispuestos por el gobierno, por los gobiernos locales, por las Conferencias episcopales de Escocia e Inglaterra “harán que la visita del Papa sea un éxito increíble”.

Quien escribe gozará también de un merecido descanso el mes que viene para -entre otras cosas- recargar las baterías, que falta hace a estas alturas del año. Me despido de los lectores con un “arrivederci” hasta septiembre.

Por Alfonso Bailly-Bailliére