Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papá saludó a los corredores del Tour a su paso por el Valle de Aosta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa ha pedido que el empeño en el deporte contribuya al crecimiento íntegro de la persona y que no se desvincule del respeto de los valores morales y educativos. El motivo del mensaje fue el paso -ayer- de los corredores del Tour de Francia por el Valle de Aosta, cerca de la residencia en la que se aloja estos días de descanso.

Benedicto XVI saludó cordialmente a todos los ciclistas y a los organizadores de la carrera y no quiso olvidarse tampoco de los deportistas actualmente comprometidos en diferentes competiciones, como los que participan en el mundial de natación que se celebra en Roma del 18 de julio al 2 de agosto.

Por lo que se refiere al estado de salud del Papa, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S.I., que se encuentra estos días en Les Combes, dijo que se encuentra en buena forma y estos días son de descanso, son jornadas muy tranquilas, en las que además de rezar y leer hace algún paseo alrededor de la casa.

Hablando de la operación realizada al Santo Padre en la muñeca derecha que se fracturó el 17 de julio, afirmó que "es la solución más razonable y la mejor que se podía tomar y no hay motivo alguno para estar preocupado". Lombardi salía así al paso de las declaraciones de algunos médicos especialistas italianos, que señalaron que se ha utilizado una técnica "ya superada, que se realizaba hace quince años y que ahora está en desuso".

El médico personal del Pontífice, Patrizio Polisca, invitó a cenar el 20 de julio a Les Combes al equipo médico del hospital de Aosta que operó al Papa, en señal de agradecimiento por la intervención. A la cena, que tuvo lugar en una casa salesiana cercana al chalé pontificio, asistió el séquito papal.

Los dos únicos compromisos del Santo Padre en lo que queda de vacaciones en la montaña son el Angelus del domingo 26 de julio y la celebración de las Vísperas en la catedral de Aosta, el próximo viernes 24 por la tarde, con los sacerdotes de la diócesis y también con representantes de las diferentes parroquias.

Lombardi confirmó que por el momento, Benedicto XVI no ha utilizado el ordenador que la Olivetti le regaló el domingo pasado durante su visita a la ciudad natal del cardenal Bertone, para facilitarle la escritura ahora que tiene la muñeca inmovilizada. "No está acostumbrado a escribir en el ordenador, no es tan tecnológico. En el trabajo de creación prefiere utilizar la pluma", comentó.

Por Alfonso Bailly-Bailliére