Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Por Mercedes De La Torre

Los obispos polacos agradecen al Papa la próxima canonización de Juan Pablo II

Crónica de Roma

En ocasión de la visita Ad Limina que los obispos polacos están realizando en Roma, el arzobispo de Cracovia, el cardenal Stanisław Dziwisz ha agradecido al Papa Francisco la próxima canonización de Juan Pablo II y la próxima JMJ de 2016 en Polonia.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En esta línea, el ex secretario de Juan Pablo II, el cardenal Dziwisz  ha recordado la “prevista canonización de los beatos Pontífices: Juan XXIII y Juan Pablo II” en el domingo de la Divina Misericordia y ha calificado que será “un gran don para la Iglesia, que cumple su misión en el mundo contemporáneo”.


Además, el arzobispo de Cracovia, diócesis que será anfitriona de la próxima JMJ en 2016, ha pedido al Papa impartir su bendición apostólica para “el trabajo y el cansancio del futuro” y ha exclamado: “no es necesario decir con cuánta alegría y esperanza esperamos la visita de vuestra Santidad en Polonia en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud en 2016”.


En esta línea, fuentes vaticanas han comentado que durante el encuentro del Papa Francisco con los obispos de las diócesis de Cracovia y Varsovia, el Papa ha animado al cardenal Dziwisz a trabajar en la preparación de la JMJ y -según han asegurado estos rumores- el arzobispo de Cracovia le ha contestado “basta que venga”.


Por otro lado, el Papa continuará a recibir a lo largo de esta semana a los casi 130 obispos polacos que participan en la visita Ad limina y se prevé que tendrán un encuentro grupal el viernes y otro el sábado. Por su parte, el cardenal Dziwisz a nombre delos pastores presentes ha resaltado que la tierra de Karol Wojtyla constituye una “Iglesia viva” y ha asegurado que la Iglesia polaca tiene “gran esperanza” en los movimientos y en las asociaciones de fieles laicos porque constituyen “un gran potencial de evangelización que ahora no ha sido aprovechado”.

 

Por último, Dziwisz ha precisado que en su trabajo pastoral una de las prioridades “es la familia, que está pasando ‘cierta’ crisis” pero que en cambio hay un signo de esperanza que es “la radical disminución del número de abortos, en comparación con el período en el cual la legislación aprobada por el sistema comunista era extraordinariamente liberal”. Al finalizar ha agregado también que” la causa de la fecundación in vitro y la ideología de género” suscitan en Polonia “grandes emociones y debates acalorados”.


@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·