Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

En la audiencia celebrada ayer

El Papa Francisco escuchó a Rouco sobre la situación de la Iglesia en España

Le recibió con motivo de haber cumplido 80 años, la edad en que se deja de ser cardenal elector

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa Francisco ha recibido este lunes en audiencia al arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela. El cardenal ha agradecido al Santo Padre la experiencia de comunión y de unidad profunda con el sucesor de Pedro.

El cardenal Antonio María Rouco Varela en una audiencia pasada con el Papa Francisco. El cardenal Antonio María Rouco Varela en una audiencia pasada con el Papa Francisco.

El encuentro, que ha durado más de la media habitual en estas visitas, se produce con motivo y una vez que el cardenal Rouco Varela ha cumplido los ochenta años, edad canónica que ya no le permite participar en un futuro Cónclave para elección de nuevo Pontífice.

Reiteradas veces el Papa Francisco ha destacado la importancia de la Iglesia en España para la Evangelización y su influencia en la Iglesia en América Latina.

La Casa Pontificia comunicó al cardenal Rouco Varela el pasado mes de julio la fecha de un encuentro con el Papa Francisco. La última vez que el cardenal Rouco Varela pudo saludar la Papa Francisco en la JMJ de Polonia este pasado verano.

El Papa Francisco sigue muy de cerca la actualidad de la Iglesia en España y son frecuentes las informaciones que solicita sobre diversos aspectos, tanto de la marcha de la Iglesia como de su presencia en la sociedad.

La marcha de la Conferencia Episcopal, y algunos recientes casos conflictivos internos, son objeto de estudio en Roma.

La situación política de España es también una incógnita en la Santa Sede. El papel de la Iglesia en este momento social y político, su actuación pública y su incidencia social, es un tema recurrente tanto de las conversaciones del Papa con sus interlocutores españoles.

El conocimiento que el Papa tiene de los obispos españoles, y de sus actividades, suele ser otro de los motivos de diálogo. Máxime cuando, previsiblemente, en el próximo consistorio el papa designará a algún nuevo cardenal español. 

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·