Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La Navidad recuerda el valor de la vida naciente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Como es tradicional al inicio del nuevo año litúrgico, Benedicto XVI presidirá mañana, sábado 27 de noviembre, la celebración de las primeras vísperas del I Domingo de Adviento, que este año incluirán una vigilia por la vida naciente, tan amenazada en estos tiempos.

El día del anuncio de esta iniciativa, el Santo Padre ponía de relieve que el tiempo de preparación a la santa Navidad era “un momento propicio para invocar la protección divina sobre todo ser humano llamado a la existencia, también como agradecimiento a Dios por el don de la vida recibido de nuestros padres”.

La Vigilia comprenderá, además de las Vísperas, la adoración eucarística, para agradecer al Señor que, “con el don total de sí mismo, ha dado sentido y valor a toda vida humana y para invocar su protección sobre cada ser humano llamado a la existencia”.

En un mensaje enviado a todos los Presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo, el cardenal Antonio Cañizares Llavera, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y el Cardenal Ennio Antonelli, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, expresaban el deseo del Papa de que en todas las Iglesias particulares los Obispos presidan celebraciones análogas e involucren a las parroquias, a las comunidades religiosas, a las asociaciones y a los movimientos.

Recordando unas palabras del Venerable Juan Pablo II en la Encíclica “Evangelium vitae”, escriben: “Todos nosotros somos concientes de los peligros que amenazan hoy la vida humana a causa de la cultura relativista y utilitarista que ofusca la percepción de la dignidad propia de cada persona humana, cualquiera que sea el estadio de su desarrollo. Estamos llamados más que nunca a ser “el pueblo de la vida” con la oración y el compromiso”.

A pesar de que el llamamiento para la celebración de esta jornada se lanzó el pasado mes de junio y en algunas Iglesias la movilización ha sido un poco lenta, el 27 de noviembre, tanto en la Basílica de San Pedro como en las diócesis e iglesias católicas de todo el mundo se celebrarán vigilias de oración, adoraciones al Santísimo Sacramento y se rezarán Rosarios en defensa de la vida naciente.

Por Alfonso Bailly-Bailliére