Domingo 26/10/2014. Actualizado 01:00h

Crónica de Roma

Los Museos y el óbolo de San Pedro salvan las cuentas del Vaticano

Mientras que la Santa Sede entra en un déficit de 15 millones de euros, el Estado Ciudad del Vaticano cerró el 2011 con 21 millones de euros de superávit procedentes de los ingresos de los Museos Vaticanos.

Se ha presentado el balance de la Santa Sede y parece que no salen las cuentas y es que el año 2011 se cerró con 15 millones de euros de pérdidas. El balance de la Santa Sede es el del Gobierno de la Iglesia universal que incluye los gastos de la curia vaticana, las nunciaturas y los medios de comunicación. Según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, la mayor partida proviene de los gastos de personal y de los medios de comunicación, en especial Radio Vaticana y el periódico del Vaticano, L'Osservatore Romano y que también "ha estado influido por las tendencias negativas de los mercados financieros que no han permitido alcanzar los objetivos previstos".

Estos 15 millones de pérdidas son el peor balance en los últimos cuatro años y aunque el planteamiento fue "recortar gastos sin eliminar puestos de trabajo" se ve que no ha sido tan efectivo como pensaban. Un planteamiento nada esperanzador.

Sin embargo no todo son malas noticias. Las cuentas del Estado Ciudad del Vaticano sí que cuadran y se cerraron el año pasado con 21 millones de euros de superávit. De cualquier manera, no todas las administraciones del Vaticano dan a conocer sus balances, por lo que se trata de un resultado parcial. El mérito de esta alegría económica proviene de los ingresos de los Museos Vaticanos, que han sido los que han salvado este balance. Con más de 5 millones de visitantes ingresaron en 2011 unos 91 millones de euros, casi 10 millones más que en el año 2010. Según dijo Lombardi, se trata de "una cifra que coloca a esta institución entre las más entre las más prestigiosas e importantes en todo el mundo" y que responde al aumento de los horarios de apertura de los Museos.

Los donativos que recibió el Vaticano durante el 2011 también aumentaron un 7,6% y es que a pesar de los tiempos de crisis y de recortes, la solidaridad no se ha visto disminuida. Una de cal y una de arena para las cuentas del Estado más pequeño del mundo.

·Publicidad·
·Publicidad·