Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Juan Pablo II podría ser beatificado en octubre de 2010 en Roma

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La jornada de ayer debía ser decisiva para la beatificación de Juan Pablo II. Así lo aseguraba en su blog el vaticanista Andrea Tornielli, que informaba sobre una reunión de cardenales y obispos miembros de la Congregación para las Causas de los Santos para discutir y votar sobre el proceso de beatificación de Karol Wojtyla.

Si todo va bien, la Congregación pondrá el punto final al proceso, declarándose favorable a la proclamación de la "heroicidad de las virtudes" del Papa polaco, paso que precede a la beatificación.

Para que la beatificación sea efectiva, recuerda Tornielli, debe ser aprobada y autorizada expresamente por Benedicto XVI, una vez que el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el arzobispo Angelo Amato, presente al Papa los decretos estudiados en los últimos meses, para que autorice su publicación. Esta audiencia podría tener lugar a finales de año.

A continuación solo quedará la aprobación de un milagro atribuido a la intercesión de Juan Pablo II. Ya hay uno en estudio desde hace tiempo: la curación inexplicable de una religiosa francesa que sufría parkinson.

El portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, desmintió la noticia de que Juan Pablo II podría ser beatificado en abril o mayo de 2010, porque todavía no se han completado todas las etapas del proceso. Asimismo, negó la posibilidad de que Cracovia pueda acoger la ceremonia. “El Papa es el Papa y pertenece a la Iglesia universal”, subrayó Lombardi.

Hasta ahora se había rumoreado con la fecha del 2 de abril -que en 2010 cae en Viernes Santo-, por cumplirse ese día el quinto aniversario de la muerte del Pontífice. También se ha dicho que mayo sería un mes idóneo para la beatificación, por estar especialmente dedicado a la Virgen María, a la que Juan Pablo II tenía particular devoción. Pero lo más probable es que tenga lugar después del verano, quizá en octubre.

El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, se ha apresurado a declarar que la capital italiana "está preparada para celebrar este gran evento", el de la beatificación de Juan Pablo II.

 

Alfonso Bailly-Bailliére