Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La Iglesia se moviliza por la paz en Siria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Frente al empeoramiento de la crisis en Siria, la Santa Sede alza la voz para solicitar la paz y el cese de la violencia en la región, no sólo con diferentes llamamientos papales desde el Pontificado de Benedicto XVI, sino también ahora el Papa Francisco ha intensificado aún más sus intervenciones a favor de la paz: en diversos discursos, mensajes en Twitter y en el pasado Angelus del 1 de septiembre en el que convocó a la jornada de ayuno y oración por Siria.

La vigilia de este sábado parece ser un evento sin precedentes. El mismo Papa participa en todo el encuentro que dura cuatro horas y comienza a las 19.00 con la invocación al Espíritu Santo con el Veni Creator por parte del Pontífice que da pie el primer momento que será "mariano": una procesión con el icono de la Salus Populi Romani llevada por cuatro guardias suizos y después el rezo del Rosario con los misterios contemplados, además de la invocación de la letanía "Reina de la Paz, reza por nosotros".

Posteriormente, la vigilia tendrá como centro la Eucaristía, la exposición del Santísimo Sacramento y después un tiempo largo de Adoración Eucarística con lecturas de fragmentos bíblicos sobre el tema de la paz, diferentes oraciones de Pontífices acerca de la misma cuestión, invocaciones para solicitar la paz, cantos, ofrecimientos de incienso por parte de cinco parejas provenientes de Siria, Egipto, Tierra Santa, EEUU y Rusia y un largo momento de silencio para la Adoración personal.

Al finalizar, el Pontífice impartirá la Bendición Eucarística. Además, según informa la Oficina de Celebraciones Litúrgicas, al menos cincuenta confesores se colocan bajo las columnas de la Plaza de San Pedro para que los fieles que quieran, reciban el Sacramento de la Reconciliación.

A esta iniciativa, el Papa Francisco ha invitado a sumarse no sólo a los fieles romanos, sino también a las otras confesiones cristianas, miembros de otras religiones y a los hombres de buena voluntad, ya que el grito de la paz es un deseo común "en cada rincón de la tierra" como lo dijo el Secretario de las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado Vaticana, Dominique Mamberti, al cuerpo diplomático que acudió el Vaticano para conocer el significado de esta iniciativa, reunión en la que participaron 71 de los 75 embajadores residentes en Roma acreditados ante la Santa Sede.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·