Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Mercedes de la Torre

La Iglesia no decidirá de acuerdo a la opinión pública

La palabra clave es ‘consulta’ y forma parte de la renovación metodológica del Sínodo de los Obispos que el Papa Francisco está impulsando.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Pontífice solicitó a la secretaría general del Sínodo de los Obispos ‘consultar’ a los diversos organismos que participarán en la próxima asamblea extraordinaria que se llevará a cabo del 5 al 19 de octubre en Roma acerca “los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”.

De este modo, se envió el documento preparatorio a los presidentes de las Conferencias Episcopales quienes participarán en el Sínodo  -que a su vez preguntaran a las diferentes diócesis y parroquias- y éstas tendrán que realizar una síntesis y enviarla a la Secretaría del Sínodo de los Obispos antes del 31 de enero de 2014, según confirmó el nuevo secretario general, monseñor Lorenzo Baldisseri.

Esta forma de consulta no es un cambio radical que implica una especie de ‘democracia’ en cuestiones doctrinales, ni mucho menos un ‘sondeo de opinión’, sino que quiere iniciar un ‘diálogo’ con los fieles para pedir “experiencias a fieles que viven la fe” para que puedan enriquecer la reflexión sinodal que se llevará a cabo en las dos citas de 2014 y 2015, según indicó el secretario general de la asamblea extraordinaria y presidente de la Conferencia Episcopal Europea, el cardenal Peter Erdo.

De este modo, el Sínodo de los obispos “no debe decidir de acuerdo a la mayoría de la opinión pública” sino que la información recogida será ordenada por la Secretaría general para que después los padres sinodales puedan rezar y reflexionar y preparen sus conclusiones al Papa, así lo precisó el secretario especial de la asamblea extraordinaria, el arzobispo Bruno Forte que reiteró que el Papa pide elementos “para discernir”. 

Además, esta consulta -abierta a las Conferencias episcopales sólo tres meses- no implica un deseo de “abrir toda la doctrina” sino que “la doctrina del magisterio es la base”. No se pone en discusión la ley natural pero “sí es relevante conocer la conciencia entre los fieles” porque el objetivo es pastoral y tiene una dimensión evangelizadora, según aseguró el cardenal Erdo.

Otra cuestión interesante para resaltar en este proceso impulsado por el Papa es que la próxima cita de octubre de 2014 será la tercera ocasión en la historia de la Iglesia en la que se celebrará una Asamblea general Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, porque es una materia “que exige una rápida definición”, según confirmó su nuevo secretario general, monseñor Lorenzo Baldisseri.

Así, el Papa Francisco se convierte en el tercer Pontífice que convoca una Asamblea general Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, tras Pablo VI en 1969 con el lema ‘La cooperación entre la Santa Sede y las Conferencias episcopales’ y Juan Pablo II en 1985 por el ‘Vigésimo aniversario de las conclusiones del Concilio Vaticano II’.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·