Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La relación después del primer debate sinodal

Una Iglesia madre que anima a acoger a las personas homosexuales y divorciadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Sínodo extraordinario de los Obispos sobre pastoral familiar asegura que “las personas homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana” por lo que pregunta a la Iglesia: “¿Estamos en grado de recibir a estas personas, garantizándoles un espacio de fraternidad en nuestras comunidades? A menudo desean encontrar una Iglesia que sea casa acogedora para ellos. ¿Nuestras comunidades están en grado de serlo, aceptando y evaluando su orientación sexual, sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio?”.


Los obispos reunidos en el Sínodo Los obispos reunidos en el Sínodo

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Así lo ha indicado este lunes 13 de octubre la Relación después de la discusión (Relatio post disceptationem) pronunciada por el Relator general de este Sínodo, el Cardenal Peter Erdo que precisa que “la cuestión homosexual nos interpela a una reflexión seria sobre cómo elaborar caminos realísticos de crecimiento afectivo y de madurez humana y evangélica integrando la dimensión sexual: por lo tanto se presenta como un importante desafío educativo”.

Por otra parte, la Asamblea extraordinaria lanza un mensaje claro al insistir en que “la Iglesia afirma que las uniones entre personas del mismo sexo no pueden ser equiparadas al matrimonio entre un hombre y una mujer” y al remarcar que “tampoco es aceptable que se quieran ejercitar presiones sobre la actitud de los pastores o que organismos internacionales condicionen ayudas financieras a la introducción de normas inspiradas a la ideología de género.

Además, los Padres sinodales han advertido “la urgencia de nuevos caminos pastorales, que partan de la efectiva realidad de las fragilidades familiares” para sanar a las familias heridas, poniendo atención especial en los separados, divorciados que no se han vuelto a casar y en los divorciados que ya han contraído segundas nupcias. La Relación ha insistido en que “se trata de situaciones diversas” por diferentes factores personales, culturales y socio-económicos.

En esta línea, la Asamblea sinodal asegura que “no es sabio pensar en soluciones únicas o inspiradas en la lógica del todo o nada” porque “el diálogo y el debate vividos en el Sínodo deberán continuar en las Iglesias locales, involucrando los diversos componentes, en manera de que las perspectivas que se han delineado puedan encontrar la plena madurez en el trabajo de la próxima Asamblea General Ordinaria”.

Por este motivo, se anima a “un discernimiento” indispensable para atender “sobre todo el sufrimiento de aquellos que han sufrido injustamente la separación y el divorcio” y del mismo modo, “es indispensable hacerse cargo de manera leal y constructiva de las consecuencias de la separación o del divorcio, en los hijos: ellos no pueden convertirse en un ‘objeto’ de contienda” sino que “se deben buscar las formas mejores para que puedan superar el trauma de la división familiar y crecer en el modo más posible sereno”.

Por último, diversos Padres han insistido en la necesidad “de hacer más accesibles y ágiles los procedimientos para el reconocimiento de casos de nulidad” -como lo habíamos informado en este artículo de Religión Confidencial-.Entre las propuestas han sido indicadas “la superación de la necesidad de la doble sentencia conforme; la posibilidad de determinar una vía administrativa bajo la responsabilidad del obispo diocesano; un proceso sumario para realizar en los casos de nulidad notoria”, la preparación de más operadores, clérigos y laicos y “el aumento de la responsabilidad del obispo diocesano, el cual en su diócesis podría encargar a un sacerdote debidamente preparado que pueda gratuitamente aconsejar a las partes sobre la validez del matrimonio”.

@mercedesdelat


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·