Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Francisco toma las riendas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras la Semana Santa, la Pascua y la segunda bendición 'Urbi et Orbi' desde su elección, Francisco se dispone a afrontar algunos de los puntos fuertes de su pontificado: la elección de un secretario de Estado, la confirmación o el cambio de los jefes de los dicasterios vaticanos y la elección definitiva de un secretario personal.

En pocas palabras la toma de las riendas del Vaticano y el inicio de la reforma de la Curia que se espera de él y la que anunció con la elección de su nombre.

Se prevé, se espera, se rumorea lo que podría llamarse como un tsunami vaticano en las próximas semanas. Es lógico. Pasados los primeros momentos tras el 'Habemus Papam' y tras los grandes eventos de la primera Semana Santa de su pontificado llega la vida normal, la rutina y la hora de que se hagan públicas algunas noticias, nombramientos o cambios que harán efectivo y visible el ya consabido 'Bergoglio style'.

Unos cambios que levantarán ampollas. Novedades que han creado suspicacias, como las que ya ha suscitado entre los tradicionalistas que ven con malos ojos cada uno de los pasos hacia la apertura que el Papa Francisco ha dado. Ese 'pastores con olor a oveja' no gusta a todos los oídos y muchos ven en su cruz de hierro un desprecio a las tradiciones de los Papas. Nada más lejos de la realidad.

El relevo de Bertone en la Secretaría de Estado está al llegar y aunque se escucha con fuerza el nombre de Santos Abril, Luigi Ventura también es uno de los fuertes candidatos a este puesto. Lo que sí está claro es que quien ocupe el cargo de Secretario de Estado bajo el pontificado de Francisco debe estar dispuesto a pisar donde él pise, ser el eco firme de sus palabras, dejando de lado cualquier otra ambición. La estrecha colaboración de alguien de su entera confianza que conoce cómo es el nuevo Papa y está dispuesto a seguirle fielmente en su proyecto de reforma. Nada de organizaciones paralelas, o actividades separadas. Un secretario de Estado bajo el mando de Francisco, que sigue sus indicaciones y con el que trabaja codo con codo. Podría resultar evidente, pero esa fidelidad y ese espíritu de ser la sombra del Papa no es una de las cualidades más fuertes que los últimos secretarios de Estado vaticano han tenido.

El número tres del Vaticano, el sustituto de la Secretaría de Estado, cargo que ocupa Angelo Becciu, también sufrirá algunos cambios. Y es que Bergoglio ya se ha puesto a trabajar para formar su equipo de gobierno. Parece que Alfred Xureb será por ahora su secretario personal, han congeniado y la experiencia del segundo secretario de Benedicto XVI avala la capacidad de trabajo del maltés.

Entre las múltiples citas, encuentros y actividades que el Papa ha tenido desde su elección, hace escasos 20 días, desde el apartamento de la Casa Santa Marta Bergoglio ha ido despachando las decisiones más urgentes y también individuando las necesidades del Vaticano, de la Santa Sede y de la Iglesia universal, y pensando y decidiendo quienes son los más adecuados para ayudarle en la tarea de gobernar. Para anunciarlo no debe esperar mucho, el tiempo apremia y hay mucho trabajo por delante. Sorpresas que se harán públicas previsiblemente dentro de muy poco.

@blancaruizanton

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·