Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Mercedes De La Torre

Francisco entrega la exhortación apostólica del último Sínodo presidido por Benedicto XVI

La primera exhortación apostólica postsinodal de este Pontificado será entregada por el Papa Francisco el próximo domingo, 24 de noviembre, durante la conclusión del Año de la Fe que convocó el Papa emérito Benedicto XVI.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El documento se llama ‘Evangelii Gaudium’ (la alegría del Evangelio) y es fruto de los trabajos realizados en la última Asamblea General del Sínodo de los Obispos con el lema ‘La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana’ que se llevó a cabo del 7 al 28 de octubre de 2012.

Quisiera resaltar en esta ocasión sólo dos cuestiones que me parecen interesantes. La primera es que el presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, el arzobispo Rino Fisichella explicó que en la planeación inicial de la ceremonia de clausura del Año de la fe estaba previsto que el Papa entregara la Encíclica de la Fe pero que tras la renuncia y elección “hubo cambio de planes” y la encíclica a cuatro manos ‘Lumen Fidei’ fue firmada por el Papa Francisco el pasado 29 de junio.

La segunda consideración es sobre un aspecto concreto de la próxima publicación de la ‘Evangelii Gaudium’ ya que tras el anuncio de Fisichella han surgido algunas confusiones entre la fecha de entrega y la difusión del contenido en la opinión pública.

En realidad el Papa realizará la entrega de esta exhortación apostólica “sólo simbólicamente” a 36 representantes de los diferentes eventos que se llevaron a cabo durante el Año de la Fe el próximo 24 de noviembre y el contenido de la exhortación postsinodal sobre la Nueva Evangelización será presentado oficialmente dos días después de esta “entrega simbólica”, el martes 26 de noviembre en la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Por lo que el padre Lombardi ha pedido a los periodistas no publicar nada sobre el contenido del documento hasta la presentación oficial.

Sin embargo, es probable que haya alguna filtración previa porque, a pesar de que el Vaticano pide “discreción” sobre el contenido, es difícil creer que si el Papa dará el domingo el texto a estas 36 personas procedentes de 18 países nadie dirá nada. Entre los representantes se encontrarán un obispo, una familia, un seminarista, una novicia, catequistas, jóvenes, miembros de cofradías y movimientos laicales e incluso dos periodistas que representarán “a quienes se dedican a este servicio, que es cada vez más una nueva forma de cultura”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·