Viernes 28/07/2017. Actualizado 01:51h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Será el miércoles 24 de mayo

Desafíos ante el encuentro cara a cara entre el Papa Francisco y Donald Trump

Dentro y fuera del Vaticano se consideró que no se realizaría esta audiencia porque no se había solicitado con antelación a través de los canales oficiales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pesar de varias especulaciones, por la diversidad de opiniones entre ellos, tal audiencia ha sido confirmada, pero en condiciones poco habituales. Será un miércoles a las 8.30 horas, es decir, poco antes de que el Papa Francisco presida la habitual audiencia general en la plaza San Pedro junto a miles de personas.

Donald Trump y el Papa Francisco. Donald Trump y el Papa Francisco.

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Crecen las expectativas ante la primera visita del neo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el próximo 24 de mayo en el Vaticano. La llegada al Palacio Apostólico está prevista temprano por la mañana, poco antes de la audiencia con el Papa que será a las 8.30 (hora local de Roma, mientras que en EEUU será aún de madrugada).

Posteriormente, como es habitual, el presidente estadounidense se reunirá con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, acompañado por el secretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Paul Gallagher. Este segundo coloquio tiene también gran relevancia a nivel diplomático.

La audiencia del Papa se enmarca dentro de una gira internacional que Donald Trump realiza fuera de EEUU. En Italia participará en el G7 de los jefes de Estado y de gobierno en la ciudad italiana de Taormina en Sicilia el 26 y 27 de mayo. También viajará a Bruselas para participar en la cumbre de la OTAN, además de visitar Israel y Arabia Saudita.

Tensiones entre los líderes 

Ante los rumores que podría existir tensión entre los líderes y ante la incertidumbre de este encuentro, fue el mismo Papa Francisco quien aclaró la cuestión durante el vuelo de regreso de su reciente viaje a Egipto: “La Secretaría de Estado no me ha informado todavía de que haya ninguna petición; pero yo recibo a cualquier Jefe de Estado que me pida audiencia”. Poco después, la confirmación oficial vaticana se llevó a cabo, solamente el pasado 4 de mayo.

Sobre algunos de los posibles temas que abordarán y cuál es la posición que tendrá el Pontífice, el mismo Bergoglio ya lo ha expresado públicamente. Por ejemplo, hablando sobre la creciente tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte, el Papa afirmó: “Esta ‘guerra mundial por partes’, de la que estoy hablando desde hace dos años, más o menos, es ‘por partes’, pero las partes se han ampliado, y también se han concentrado… y concluyó que “el camino es el de la negociación, el camino de la solución diplomática”.

Fuentes de la Casa Blanca han adelantado algunos temas en agenda. En concreto, el consejero para la seguridad nacional de la Casa Blanca, el general H.R. McMaster ha revelado que Donald Trump quiere abordar con el Papa la cuestión de la libertad religiosa, los modos para combatir las persecuciones religiosas, la trata de personas y la cooperación en las misiones humanitarias en el mundo".

Sin embargo, otro tema más espinoso puede ser claramente el migratorio. Se sabe cómo piensa cada uno, por lo que será una cuestión interesante para seguir de cerca. Todos recordamos cuando, durante la rueda de prensa del viaje de regreso de México, el Papa aseguró que “una persona que piensa solo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiana. Esto no está en el Evangelio”. 

Esta afirmación dio la vuelta al mundo, ya que Trump era aún candidato presidencial, pero pocos recuerdan que a la siguiente pregunta sobre votar o no votar por él, Francisco respondió coloquialmente “no me meto. Solo digo: si dice estas cosas, este hombre no es cristiano. Hay que ver si ha dicho estas cosas. Y por ello dejo el beneficio de la duda”. Posteriormente, al ya ser presidente, los obispos estadounidenses rompieron el silencio ante esta lucha frontal en contra de los migrantes, como informamos en Religión Confidencial.

¿El bien perdona al mal? 

El pasado 11 de mayo, aparecieron dos nuevos murales en las calles de Roma con el Papa Francisco que pocas horas después fueron quitados por el grupo especial de limpieza conocido como el ‘escuadrón del decoro’ los borra rápidamente.

En el primero, localizado en las cercanías de Piazza Navona se mostraba al Pontífice como super man “Super F”. El segundo mural ubicado cerca al Vaticano, en cambio generó muchas polémicas ya que mostraba al Papa Francisco y Donald Trump, representados como ángel y demonio, dándose un beso y en la sotana papal estaba escrito “el bien perdona al mal”.

Este tipo de hechos de crónica local muestran el clima previo en ciertos ambientes de Roma antes del encuentro oficial entre ambos. Numerosos analistas esperan ver la estrategia diplomática y mediática que utilizará Trump etras esta audiencia, ya que ahora no es solamente un candidato sino el presidente de EEUU, y el 24 de mayo se reunirá no solo con el jefe de la Iglesia Católica, sino con un líder indiscutible a nivel mundial.

Sin lugar a dudas, es también un desafío diplomático vaticano el gestionar con éxito la visita de Donald Trump al Papa, ya que es quien ha cuestionado a Francisco por su apoyo firme ante la crisis de los refugiados, su posición favorable por los acuerdos contra el cambio climático, su diplomacia para superar los conflictos mundiales e incluso su cercanía con el ex presidente Barak Obama.

De hecho, la importancia de la diplomacia se ha observado claramente en el modo en que el Papa Francisco abordó este tema durante el vuelo de regreso de Fátima, al asegurar que "no hace ningún juicio antes de encontrarse con él" ni decir qué fruto desearía de esta audiencia. En cambio afirmó: "De nuestro coloquio saldrán las cosas, él dirá lo que piensa y yo diré lo que pienso. Sobre los migrantes ustedes saben muy bien qué pienso yo. Siempre hay puertas que no están del todo cerradas, hay que buscar las puertas que, por lo menos, estén un poco abiertas, hay que entrar y hablar sobre lo que existe en común y seguir adelante paso a paso. La paz es artesanal, se hace cada día. También la amistad entre las personas, el conocimiento mutuo, la estima recíproca es artesanal, se hace cotidianamente. Respeto por el otro, decir lo que se piensa sinceramente", concluyó. 

Por otro lado, merece la pena ver con atención qué se sabrá públicamente sobre este encuentro privado entre ambos líderes. Lamentablemente, la Santa Sede oficialmente no suele dar muchos detalles, pero si Donald Trump concediera una rueda de prensa o algunas declaraciones a los medios se tendría más información. 

Sobre el clima del encuentro, veremos qué regalos se intercambiarán y con qué actitud se les verá. Numerosos jefes de Estado dicen que Bergoglio tiene una capacidad para mirar a los ojos a cualquiera y es capaz de dialogar con personas que piensan diferente a él, que aplica la ‘cultura del encuentro’. 

Por último, será interesante también observar las altas medidas de seguridad que tendrán que tomarse esas horas alrededor de la zona, porque mientras que a la plaza de San Pedro asistirán miles de personas a la audiencia general, el presidente de los EEUU estará dentro del Palacio Apostólico Vaticano y se espera más de un acto de protesta en contra, como ha ocurrido con sus predecesores.

Twitter: @mercedesdelat 

Mural de Trump y el Papa Francisco. Pintada de Trump y el Papa Francisco.

“Somos
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·