Miércoles 23/08/2017. Actualizado 21:19h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Claves del discurso del Papa al cuerpo diplomático

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Como es habitual, al acabar las fiestas navideñas el Papa recibe al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede. Les felicita el año nuevo y hace un repaso de las principales preocupaciones de la Santa Sede. En el saludo de este año la preocupación principal del Papa han sido los jóvenes a quienes dirigió gran parte del discurso.

El Papa habló de la crisis económica y financiera que golpea a muchas familias y empresas. Benedicto XVI dijo que con la crisis "los jóvenes se han sentido desorientados y frustrados en sus aspiraciones de un futuro sereno" y que la crisis "puede y debe ser un acicate para reflexionar sobre la existencia humana y la importancia de su dimensión ética por encima de los mecanismos que gobiernan la vida económica". Esto permitiría "dar nuevas reglas que aseguren a todos la posibilidad de vivir dignamente y desarrollar sus capacidades en favor de toda la comunidad".

Benedicto XVI recordó también los cambios que se están produciendo en África del Norte y Medio Oriente. El Papa dijo que los jóvenes que viven ahí, sufren la pobreza y el desempleo y que la falta de expectativas "han puesto en marcha lo que se ha convertido en un vasto movimiento de reinvidicación de reformas y de participación más activa en la vida política y social". El Papa reconoce que a pesar del optimismo inicial el proceso de transición no es fácil y que la mejor manera de seguir adelante es "reconocer la dignidad inalienable de toda persona humana y sus derechos fundamentales"

El Papa recordó como el beato Juan Pablo II decía que "el camino de la paz es el camino de los jóvenes" y por eso dijo al cuerpo diplomático que su mensaje para el día mundial de la paz había sido dirigido a la educación de las nuevas generaciones como vehículo de la paz. Dijo que la educación necesita de lugares. El primero es la familia, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Benedicto XVI advirtió que "las políticas que suponen un ataque a la familia amenazan la dignidad humana y el porvenir mismo de la humanidad". El Papa se alegró de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que prohíbe patentar los procedimientos con células madres embrionarias y de la condena del Consejo de Europa que condena la selección prenatal del sexo.

Benedicto XVI pidió a la comunidad internacional que se garantice a todos la educación escolar y mencionó la necesidad de que se realicen políticas de formación que no sólo promuevan el desarrollo cognitivo sino "que se hagan cargo del crecimiento armonioso de la personalidad, incluyendo su apertura a la trasendencia"

Además su interés por los jóvenes y su futuro, Benedicto XVI también hizo un repaso de los conflictos internacionales. El Papa sigue con preocupación la situación en Siria y espera que "se ponga fin al derramamiento de sangre y se inicie cuanto antes un diálogo con la presencia de observadores independientes". También mencionó el conflicto en Tierra Santa y la necesidad de que se llegue a una paz duradera. En cuanto al Irak, el Papa condenó la ola de atentados que han causado la pérdida de numerosas vidas humanas y animó a las autoridades "ha proseguir por el camino de una plena reconciliación nacional".

El Papa hizo de nuevo un llamamiento para que se respete la libertad religiosa y cese la persecución a los cristianos que en muchos países "son privados de sus derechos fundamentales y marginados de la vida pública" y en otros "sufren ataques violentos contra sus iglesias y sus casas". Recordó con tristeza los ataques a las iglesias en Nigeria o las secuelas de la guerra civil de Costa de Marfíl.

También el Papa dedicó unas palabras a la ecología entendida como respeto de la creación. Benedicto XVI dijo que "la salvaguarda del medio ambiente, la sinergía entre la lucha contra la pobreza y el cambio climáticoconstituyen ámbitos importantespara la promoción del desarrollo humano integral.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·