Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

“Catholic Voices”, un grupo de comunicadores para defender al Papa en su visita al Reino Unido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El director general de la BBC, Mark Thompson, mantuvo una serie de reuniones en el Vaticano para tratar sobre el futuro seguimiento informativo del viaje de Benedicto XVI a Gran Bretaña, aún no confirmado oficialmente, aunque casi con toda probabilidad tendrá lugar en septiembre próximo.

Mr. Thompson, que es católico y dirige la primera empresa de televisión y radio del Reino Unido desde 2004, dio una conferencia en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz el martes pasado por la tarde sobre el futuro del servicio público en el Reino Unido y en todo el mundo.

Durante su breve permanencia en Roma, el director de la BBC asistió a una recepción en el Colegio Inglés en honor de los 35 prelados de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, que acababan de realizar su visita “ad limina”. El miércoles por la mañana asistió desde la primera fila a la audiencia general del Papa en el Vaticano.

Cubrir un evento como el de la visita de un pontífice un país en el que los católicos son una minoría, y donde en más de una ocasión -a través de los canales de radio y TV de la BBC- se han transmitido programas críticos y satíricos sobre la religión cristiana, supone un gran reto para Mr. Thompson. Pero él lo quiere afrontar con seriedad y profesionalidad.

En este contexto, es digno de elogiar el hecho de que un equipo de 25 expertos y comunicadores católicos se “preparen” para responder a todas las posibles críticas y acusaciones que se dirijan contra el Papa y los “papistas” antes y durante el viaje apostólico de Benedicto XVI.

El grupo, denominado “Catholic Voices”, comenzará en marzo una serie de encuentros quincenales con expertos en temas “controvertidos” sobre la fe católica, para afilar las armas que van a tener que emplear en el debate mediático. Para subrayar aún más la profesionalidad de la iniciativa, está previsto un curso de comunicación de tres días. La formación del equipo de comunicadores concluirá en junio con un retiro espiritual en una Abadía.

Los promotores explican que la idea surgió a raíz de la experiencia de varios profesionales de la comunicación que respondieron a las cuestiones y polémicas anti-católicas suscitadas en 2006 con la proyección de la película basada en el libro de Dan Brown, el Código da Vinci.

Uno de los responsables de “Catholic Voices” afirma que están buscando gente que esté dispuesta a aprender a presentar el propio punto de vista en el “fuego cruzado y rápido” de las entrevistas y debates en los medios de comunicación.

Por Alfonso Bailly-Bailliére