Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Cambio significativo en la congregación de Obispos con el nombramiento del australiano cardenal Pell

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El actual cardenal arzobispo de Sydney, George Pell, será el nuevo prefecto de la Congregación para los Obispos. Sustituirá al purpurado italiano Giovanni Battista Re, de 76 años, que ha mostrado su disponibilidad desde hace tiempo para dejar el cargo. El relevo debería llevarse a cabo con relativa rapidez, entre finales de mayo y mediados de junio.

Con la llegada de un nuevo prefecto para la Congregación de los Obispos, un ministerio clave de la Curia Romana, Benedicto XVI realiza una de las opciones más importantes de su pontificado, ya que los nombramientos de obispos que pasarán por el escritorio del prefecto antes de ser presentados al Papa condicionarán durante al menos dos décadas la vida de la Iglesia.

Pell, que en junio de 2011 cumplirá 70 años, es conocido en Australia por ser un arzobispo de pulso y que sabe tomar las decisiones justas. Sin embargo, el Papa ha decidido elegir, una vez más, para los puestos clave de gobierno de la curia a un no italiano y sin experiencia de la Curia Romana. En los últimos 35 años, en la Congregación para los Obispos se han alternado italianos y no italianos -Baggio fue sustituido por el brasileño Moreira Neves, y el africano Gantin por Re-, pero todos ellos tenían familiaridad con la curia.

Con esta próxima elección, Benedicto XVI desea renovar e internacionalizar la Curia y fortalecer el papel de guía de la Secretaría de Estado. El cardenal Pell no podrá permanecer al frente del dicasterio de los obispos más de siete años, ya que a los 75 debe presentar su renuncia en espera de que el Papa la acepte inmediatamente o prolongue su mandato uno o dos años más.

Según los vaticanistas más expertos, la candidatura del purpurado australiano ha sido fuertemente apoyada por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado. El papel de la Congregación para los Obispos ha asumido una gran importancia a la luz de los casos de pederastia de los últimos años, que en la mayoría de los casos muestran una preocupante falta de gestión por parte de algunos obispos.

Benedicto XVI dedica una gran atención a los dossiers sobre posibles candidatos al episcopado que le presenta semanalmente el cardenal Re y no los devuelve firmados hasta haber estudiado con profundidad cada uno de los casos.

George Pell nació el 8 de junio de 1941 en Ballarat. En 1996 fue nombrado arzobispo de Melbourne y en 2001 fue designado al frente de la archidiócesis de Sydney. El Papa Juan Pablo II le creó cardenal en el consistorio de octubre de 2003.

Por Alfonso Bailly-Bailliére