Miércoles 07/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Benedicto XVI sigue trabajando por la comunión plena de los lefebvrianos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al día siguiente de la publicación de su tercera Encíclica “Caritas in veritate”, se ha dado a conocer la Carta Apostólica con la que el Pontífice anuncia que la Congregación para la Doctrina de la Fe supervisará a partir de ahora las conversaciones con la Fraternidad San Pío X, fundada por monseñor Marcel Lefebvre.

Juan Pablo II instituyó la Pontificia Comisión "Ecclesia Dei" en 1988, tras el gesto cismático de las ordenaciones episcopales ilegítimas realizadas por el arzobispo Lefebvre en Econe (Suiza). Su finalidad era colaborar con los obispos, oficinas de la Curia Romana y otros ambientes interesados para facilitar la plena comunión eclesial de los fieles ligados a la Fraternidad que deseen permanecer unidos al Sucesor de Pedro en la Iglesia Católica, conservando sus tradiciones espirituales y litúrgicas, a la luz de Protocolo firmado en mayo de 1988 por el entonces cardenal Joseph Ratzinger y monseñor Lefebvre.

Con un gesto misericordioso sin precedentes, Benedicto XVI revocó la excomunión a los cuatro obispos consagrados en 1988 por Lefebvre, con el fin de abrir una puerta al diálogo y reencontrar el camino de la plena unidad con la Iglesia. A partir de entonces quedan por aclarar las cuestiones doctrinales para que la Fraternidad tenga un estatuto canónico en la Iglesia y sus ministros ejerzan legítimamente su ministerio. Por este motivo, las ordenaciones presbiterales de la Fraternidad San Pío X del pasado mes de junio en Suiza, Alemania y Estados Unidos son todavía ilegítimas.

El Papa explica en la Carta Apostólica Motu Proprio “Ecclesiae unitatem” que como los problemas que hay que abordar con la Fraternidad son de naturaleza esencialmente doctrinal -conciernen sobre todo a la aceptación del Concilio Vaticano II y del magisterio postconciliar de los Papas- ha decidido replantear la estructura de la Comisión “Ecclesia Dei”, ligándola estrechamente con la Congregación para la Doctrina de la Fe.

A partir de ahora, el Presidente de la Comisión es el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, actualmente el cardenal William Joseph Levada. Releva en su cargo al cardenal Darío Castrillón Hoyos, que acaba de cumplir 80 años. El Papa ha nombrado también un secretario. Se trata de monseñor Guido Pozzo, hasta ahora secretario adjunto de la Comisión Teológica Internacional y oficial en la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Benedicto XVI ha pedido a todos que imploren sin descanso al Señor con la oración “ut unum sint”, para que los miembros de la Fraternidad reencuentren cuanto antes la comunión plena con la Iglesia.

Por Alfonso Bailly-Bailliére