Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Benedicto XVI recuerda a los sacerdotes el ejemplo del cardenal Newman

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI habló ayer de su futuro viaje a Gran Bretaña durante un encuentro con los prelados de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, que acaban de realizar su visita quinquenal “ad limina”.

Aunque no mencionó la fecha de su visita -en principio será en septiembre-, pidió a los obispos que durante los meses de preparación, alentaran a los católicos de Inglaterra y Gales en su devoción y les aseguraran que el Papa les recuerda constantemente en la oración.

También destacó los signos de fe y de devoción de los católicos, a pesar de las presiones del secularismo, y se refirió en este contexto al interés por la próxima beatificación del cardenal Newman y a la ilusión de los jóvenes que participarán en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid en 2011.

Hablando del cardenal John Henry Newman, destacó el “extraordinario ejemplo de fidelidad a la verdad revelada”, y dijo que eran necesarios “grandes escritores y comunicadores” de esa talla e integridad en la Iglesia.

Refiriéndose al Año Sacerdotal que celebra este año la Iglesia, exhortó a los obispos a mostrar a los presbíteros el ejemplo de “dedicación a la oración, sensibilidad pastoral y pasión para la predicación del Evangelio” del cardenal Newman. Asimismo, pidió que estuvieran cerca de sus más estrechos colaboradores, reavivando en ellos “su sentido de enorme privilegio y de alegría de estar entre el pueblo de Dios como “alter Christus” (otro Cristo).

En abril de 2008 se reconoció la curación milagrosa de Jack Sullivan, un diácono permanente de la diócesis de Boston, Estados Unidos, lisiado por una afección en la columna vertebral. La curación fue atribuida a la intercesión del venerable cardenal Newman.

Aunque el programa oficial del viaje a Gran Bretaña no se ha publicado todavía, es muy probable que Benedicto XVI beatifique al cardenal inglés en su propia tierra durante una de las celebraciones eucarísticas.

Por Alfonso Bailly-Bailliére