Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Benedicto XVI ya descansa en la montaña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde este mediodía, el Papa por fin puede respirar otro aire distinto al habitual y ya está en la localidad de Les Combes, en el Valle de Aosta, donde disfrutará de unas vacaciones hasta el 29 de julio.

El Santo Padre se alojará en un chalet de los salesianos a 1.300 metros de altura, sumergido entre abetos, el mismo que durante muchos veranos ocupó Juan Pablo II. Se trata de una casa de dos plantas, construida con madera y piedra, rodeada por un cuidado jardín de flores autóctonas, pinos y alerces. En el chalet viven unas monjas, el médico personal del Pontífice y su secretario personal, monseñor Georg Gänswein. El resto del séquito se hospeda en un edificio cercano.

Benedicto XVI dedicará sobre todo estos días a escribir, leer, dar algún paseo por los alrededores de la casa y realizar alguna que otra excursión. Así podrá gozar de la contemplación de los magníficos paisajes alpinos y respirar la serenidad del aire de montaña.

Hace dos años, el ayuntamiento de Introd otorgó a la zona donde se levanta el chalet el nombre de "Lieu Plain du Saint Pere" (llanura del Santo Padre). Unos doscientos policías controlarán la zona para garantizar la seguridad del Pontífice.

La jornada de Benedicto XVI empieza a las 7.30 de la mañana, hora en la que celebra Misa. A continuación, reza ante el Santísimo y hace la Liturgia de las Horas. Después del desayuno empieza sus lecturas, escribe, repasa y estudia documentos. Alrededor de las 13.00, almuerza, y por la tarde da algún paseo por los senderos de las montañas más cercanas, por debajo de los 2.000 metros. Normalmente durante las caminatas recita el Santo Rosario. Algunas noches, antes de cenar dedica tiempo a una de sus pasiones: la música. Interpreta piezas musicales de Mozart y Bach en el piano que le han puesto en la residencia, y vuelve a rezar antes de acostarse.

Durante las vacaciones del Papa todas las audiencias privadas se suspenden. El Obispo de Roma mantendrá sólo dos encuentros con los fieles: el domingos 19, que rezará el Angelus desde la plaza Ruggia, en la localidad cercana de Romano Canavese; y el 26, que recitará la oración mariana ante su residencia de Les Combes.

El 29 de julio, Benedicto XVI regresará a la residencia de verano de los papas de Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur de Roma, y allí permanecerá hasta finales de septiembre.

El año pasado, el Papa eligió para el descanso veraniego Bressanone, en la región alpina italiana del Alto Adige. En 2007 estuvo en la localidad alpina italiana de Lorenzago, en los Alpes Dolomitas; y en 2005 y 2006, en el Valle de Aosta, como ahora.