Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Aumenta la intolerancia contra los cristianos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La situación que afrontan los cristianos en el mundo es muy difícil. No hablo de España, ni tampoco de Europa. Porque, cuando se abre un poco el horizonte y se mira más allá del Viejo Continente, la realidad que afrontan los cristianos en algunos puntos del mundo es escalofriante, aunque para nuestros ojos occidentales esto sea casi imposible de creer.

Nuestros ojos occidentales están acostumbrados a las iglesias en cada esquina, a las tradiciones católicas y -en mayor o menor medida- al respeto y la tolerancia, porque en Europa, los cristianos -y también los católicos- son la religión mayoritaria. Pero lo que pasa en el otro lado del mundo, es algo bien distinto.

En los primeros siete meses del años 2012 se cuentan ya más de 600 personas muertas en Nigeria por ataques a iglesias. Y éso tan sólo en un país del mundo, que bien es cierto atraviesa una situación especialmente difícil. Pero la tragedia que ocurre en Nigeria no dista mucho de lo que sucede en Irak o Somalia o de la que, con otros matices, sufren los católicos en China.

Lo dice el Observador permanente de la Santa Sede en la ONU; "los cristianos son el grupo religioso más perseguido en la actualidad". No nos centremos sólo en el catolicismo, intentemos ser precisos, porque las confesiones cristianas son muchas y en muchos países minoría.

Según el observador permanente de la Santa Sede en la ONU, "existe un incremento de al intolerancia religiosa. A veces es el estado el que limita u oprime la libertad de los creyentes. Otras veces es la sociedad, quizás por conveniencia de un sistema judicial o por las autoridades políticas que persiguen literalmente a las comunidades de creyentes, que pueden ser cristianas o de otras minorías religiosas". Porque cuando el Estado o un grupo decide que la religión es un impedimento a la libertad individual son ellos mismos los que violan precisamente los derechos que defienden.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·