Viernes 02/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

África, el sida y la manipulación del preservativo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la primera rueda de prensa del Sínodo de Africa, que Benedicto XVI inauguró el domingo pasado, no podía faltar una pregunta sobre el tema del Sida y por tanto del preservativo. La pregunta la lanzó un periodista italiano al relator general del sínodo, el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, arzobispo de Cape Coast (Ghana).

El purpurado hizo un análisis de los resultados que se han obtenido en los hospitales católicos africanos en los que hay muchos enfermos de sida, constatando que existen dos propuestas prevalecientes en el trato de la epidemia: el descubrimiento de nuevos fármacos retrovirales y el uso del preservativo.

Explicó que de los resultados se desprende que el uso del preservativo es efectivo unicamente si tiene lugar en el seno de familias en las que la pareja es fiel. Es más, añadió, para que dé garantías exige "fidelidad", en particular, en el caso en el que uno de los miembros de la pareja esté infectado por el virus.

Al periodista que “buscaba” una respuesta interesada le bastó con escuchar la palabra “efectivo” que calificaba al preservativo para olvidarse del resto de la frase e interpretar que el cardenal es favorable al uso de este instrumento para evitar la pandemia.

En realidad, el relator general del sínodo trató de explicar que si el hombre y la mujer no son fieles, el preservativo no da resultados. El aparente “sentido de seguridad” que proporciona facilita más bien, dijo, la expansión del sida.

Refiriéndose por el contrario a los fármacos retrovirales, señaló que aunque son demasiado caros para la población africana, sus beneficios están confirmados. Para obtener resultados seguros, quienes toman decisiones para frenar esta pandemia deben invertir recursos en la financiación de los fármacos retrovirales, y no tanto en preservativos.

Por Alfonso Bailly-Bailliére