Domingo 22/01/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

La CEE organiza unas jornadas con la asistencia del decano de la Rota Romana

Se duplican las nulidades matrimoniales. Los tribunales eclesiásticos necesitan más profesionales

“Tras la reforma del Papa, la gente ha visto que están al alcance de todos y no es para gente selecta”, declara el vicerrector de la Universidad San Dámaso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Conferencia Episcopal Española y la Universidad Eclesiástica San Dámaso organizan las jornadas de formación, “Discernimiento y acompañamiento de los casos de nulidad matrimonial”. El objetivo del curso es formar a sacerdotes, párrocos y laicos en estos procesos, una petición expresa del Papa Francisco.

Monseñor Pío Vito Pinto, decano de la Rota Romana. Monseñor Pío Vito Pinto, decano de la Rota Romana.

“Las causas de nulidad matrimonial, es decir, las demandas que presentan los fieles para comprobar si su matrimonio por la Iglesia es válido o no, han aumentado tanto en España como en el mundo entero, pero concretamente en la diócesis de Madrid, el número se ha duplicado con respecto al año pasado, lo cual es muy significativo”, desvela a Religión Confidencial el sacerdote Roberto Serres, vicerrector de San Dámaso y decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad.

Actualmente, el tribunal eclesiástico de la diócesis de Madrid tramita aproximadamente 400 causas nuevas, que se añaden a las casi doscientas que se estaban instruyendo durante el año pasado.

“Al haber más causas, lógicamente tiene que haber más gente trabajando en los procesos. Por esta razón, ha aumentado el número de jueces eclesiásticos, ministros del tribunal, notarios, sacerdotes, defensores del vínculo y laicos nombrados por el obispo para atender estas causas, como también el número de abogados que han manifestado su disponibilidad”, informa el vicerrector de San Dámaso a este confidencial.

Sin embargo, para Roberto Serres son necesarios todavía más profesionales que puedan atender las causas de nulidad en España.  

Compromiso de laicos y religiosos 

Este incremento de profesionales que trabajan en los tribunales eclesiásticos, se debe por una parte a la generosidad y compromiso de profesionales, juristas que voluntariamente se han ofrecido, y también a la petición concreta de los obispos, que han animado a los fieles, sacerdotes y laicos, a formarse para prestar este servicio “que es muy necesario y muy urgente y que lo están pidiendo todos los fieles”, subraya Serres. 

El decano de la facultad de Derecho Canónico subraya que actualmente, “muchos laicos, juristas con preparación, están trabajando de forma gratuita o cobrando muy poco en estos procesos, lo cual es un acto de generosidad, de amor a la Iglesia y a los fieles”. 

Para el vicerrector de San Dámaso, dos son los motivos principales de este incremento. Por una parte, las medidas concretas que ha tomado el Papa, el Motu Proprio sobre la reforma  canónica, que ha hecho que los procesos estén más cercanos a los fieles. “La gente se ha animado porque han visto que las causas de nulidad son reales, accesible a ellos y no son algo reservado para gente selecta, sino que está abierta a todos”.

La otra razón de este incremento ha sido la amplia difusión de esta reforma del Papa en los medios de comunicación. Para Serres, la prensa se ha hecho eco de la gratuidad de los procesos, la atención pastoral y la cercanía a los fieles.

En qué consiste el curso

Una persona que quiera conocer si su matrimonio es nulo, lo primero que debe hacer es acudir a su párroco, que tienen preparación, pero, en opinión del vicerrector de San Dámaso, “todavía deben formarse mejor tal y como sugiere el Santo Padre: los párrocos, sacerdotes, agentes de pastoral deben formarse para poder discernir, ayudar y acompañar a los fieles en todo el proceso. Porque el tribunal ofrece un servicio más técnico pero la ayuda pastoral es de la parroquia”.

Así, en estas jornadas se profundizará en las causas de nulidad, como pueden ser la falta de madurez grave, falta grave de libertad, engaño, error, etc. También se reflexionará sobre el acompañamiento para que los fieles se sientan ayudados y sostenidos por la Iglesia en la dificultad tan grave por la que están pasando. “Que sientan cerca al Señor y a la Iglesia y ver el camino que Jesús les abre”, subraya Roberto Serres.  

El vicerrector de San Dámaso apunta que el acompañamiento pastoral es muy importante para conocer la verdad de la persona, “sin esconderla ni deformarla, presentar su vida tal y como es, para que el Señor les muestre el camino, y no buscar sus intereses personales”.

La jornada “Discernimiento y acompañamiento de los casos de nulidad matrimonial”, abierta para todo el mundo y de entrada libre, se celebra los días 28 y 29 de noviembre. Será inaugurada por el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro. Contará con el Decano de la Rota romana, monseñor Pío Vito Pinto, presidente de la comisión pontificia que ha elaborado las nuevas normas canónicas para las causas de nulidad. También tendrán como invitados a tres auditores (jueces) de la Rota Romana: monseñor Alejandro Arellano Cedillo, monseñor Maurice Monier y monseñor Manuel Saturnino Da Cosa Gomes.