Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

Rouco pide a los obispos un balance de España y de sus diócesis: "El trabajo en la CEE no puede suplir lo que hacemos en nuestra Iglesias particulares"

"La unidad de la nación española es una parte principal del bien común de nuestra sociedad que ha de ser tratada con responsabilidad moral"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cardenal Rouco ha inaugurado la CII Asamblea Plenaria con dos avisos: que deben examinar sus diócesis y vivir a fondo las exigencias del Año de la Fe que ahora concluye. La exigencia marcada por Rouco y por el Nuncio, Monseñor Renzo Fratini recuerda cuáles son los pilares de la Iglesia y ante quién responden por su trabajo, Aquel que les llamó a ser pastores de Su rebaño.


El tema quizás mediáticamente más destacado, la elección de un nuevo secretario general, solo ha sido mencionado por el cardenal al final de su discurso. Monseñor Rouco ha agradecido la labor de Monseñor Martínez Camino por sus años de “sacrificado servicio” a la Conferencia Episcopal. D. Juan Antonio Martínez Camino fue elegido secretario en 2003 y reelegido en 2008. Según los estatutos, modificados en 2010, el secretario se elige por un periodo de cinco años y puede ser reelegido una sola vez. Tras estos diez años, en la Asamblea Plenaria que se celebrará del 18 al 22 de noviembre se elegirá al nuevo secretario.

En su discurso ha recurrido a las peticiones tanto de Benedicto XVI como del Papa Francisco para el Año de la Fe y ha pedido que cada obispo haga balance de su diócesis: "El trabajo en la Conferencia Episcopal no puede suplir lo que hacemos en nuestra Iglesias particulares". El cardenal ha analizado brevemente los diversos problemas por lo que atraviesa el país. Entre ellos ha nombrado a las víctimas del terrorismo, la crisis económica, el paro y el peligro por la unidad de España. El cardenal ha dejado claro que a los obispos les preocupa “que la unión fraterna entre todos los ciudadanos de las distintas comunidades y territorios de España, con muchos siglos de historia común pudiera llegar a romperse”. El prelado ha insistido en que “la unidad de la nación española es una parte principal del bien común de nuestra sociedad que ha de ser tratada con responsabilidad moral” y que este respeto al bien común pertenece a las normas básicas de convivencia.

También ha tenido palabras duras para los medios de comunicación. El cardenal primado de España ha insistido en que aunque haya muchas cosas del Concilio Vaticano II que ciertos medios consideran que ya han sido suficientemente aireadas a los obispos les corresponde seguir respondiendo “en la teoría y en la práctica” a las exigencias que se presentan a raíz del Concilio y como conclusión del Año de la Fe.

Una de las metas importantes de la Conferencia Episcopal en este momento es la celebración de la Visita ad Limina que periódicamente hacen los obispos al Vaticano. Monseñor Renzo Fratini, el Nuncio Apostólico ha recordado esta fecha como un momento de fortalecimiento de la comunión con el Sucesos de Pedro y que la visita exige una preparación cuidadosa basada en la responsabilidad. Monseñor Fratini ha declarado que sería de esperar que este momento repercutiese en la pastoral diocesana para marcar una camino nuevo de caridad, una palabra que también resaltó el cardenal Rouco en su intervención.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·