Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

Los obispos en Chile muestran su frontal rechazo a la muerte violenta de Daniel Zamudio, un homosexual agredido por neonazis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Por una convivencia más humana y sin violencia" es el título del texto en el que el arzobispo de Santiago y presidente de los obispos chilenos expresaba su total condena a los hechos y calificaba de "dolorosa y repudiable" "la denigración de la persona humana que se traduce en intolerancia, agresión y violencia".

Recordaba el magisterio de la Iglesia que, ya en 1986, a través de la Congregación para la Doctrina de la Fe hacía hincapié en la necesidad de "deplorar con firmeza que las personas homosexuales hayan sido y sean todavía objeto de expresiones malévolas y de acciones violentas. Tales comportamientos merecen la condena de los pastores de la Iglesia".

Precisamente, se ha alabado a la Iglesia la preocupación de monseñor Ricardo Ezzati por que la familia del joven se sintiera plenamente acompañada durante el tiempo que ha permanecido en coma. Recibieron la visita de varios miembros de la curia y rezaron con la familia por el chico.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·