Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Presenta ‘La belleza desarmada’

El presidente de Comunión y Liberación analiza en un libro lo que puede aportar la fe en un mundo plural

El sacerdote español Julián Carrón afirma que los valores que humanizaron Europa “se han derrumbado”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación, el sacerdote español Julián Carrón, ha presentado en Madrid su libro “La belleza desarmada” donde analiza desde la fe, los principales temas de la actualidad internacional, como el terrorismo,  la crisis económica y política, la emergencia educativa, Europa y los refugiados. 

Julián Carrón, sacerdote español y presidente de la Fraternidad Comunión y Liberación. Julián Carrón, sacerdote español y presidente de la Fraternidad Comunión y Liberación.

El libro recoge las principales reflexiones del autor en varios momentos de estos últimos diez años desde la muerte del fundador de CL, Luigi Giussani, y afronta el “derrumbe de evidencias” que sufre nuestra época.

En una rueda de prensa celebrada ayer, afirmó que su pretensión es establecer un diálogo que ayude a entender qué está pasando. En su libro afirma que “estamos ante una crisis no solo económica o ética, sino que estamos ante una crisis antropológica de raíces profundas”.

El sacerdote español ha señalado asimismo, que “los valores que hasta no hace mucho estaban en pie y sirvieron para humanizar Europa, se han derrumbado. ¿Qué significa esas nuevas circunstancias para el cristianismo? ¿Tiene algo que aportar la fe a un mundo plural? ¿Qué tipo de cristianismo, qué tipo de testimonio, puede estar a la altura de estos retos?”

“La belleza desarmada” de Ediciones Encuentro quiere ofrecer, según el autor, las claves sobre lo que nos está ocurriendo y responder a estas preguntas.

El autor toma como punto de partida el “desmoronamiento de las evidencias” con que el Papa Benedicto XVI ha sintetizado la actual crisis antropológica de Occidente y que afecta también al cristianismo cuando se deja reducir a ideología en vez de volver a proponerse como experiencia y correspondiente con el corazón del hombre. Carrón no se sustrae ante la honda pregunta que los desafíos actuales plantean a la experiencia de la fe y al carisma de don Giussani. Al contrario, hunde la mirada en sus raíces.

Los jóvenes, dominados por el aburrimiento

Julián Carrón, que ha dedicado buena parte de su vida a la educación, aborda esta cuestión en su libro. “A nuestros jóvenes no se les ha propuesto nada, solo utilitarismo y un sentimentalismo buenista, y por eso están dominados por un aburrimiento invencible. ¿Qué puede despertar el yo de los jóvenes? Se necesita un adulto que, con su vida, sea capaz de provocarles un interés por su existencia, por su destino”.

Carrón pone el acento en la fe como testimonio de un yo aferrado por el amor de Cristo. Como el propio autor plantea en una pregunta que da título a este libro, y que escribió en un artículo publicado en la prensa española tras los atentados de Charlie Hebdo: “Pero nosotros, cristianos, ¿creemos todavía en la capacidad que tiene la fe que hemos recibido de provocar un atractivo en aquellos con los que nos encontramos? ¿Creemos todavía en la fascinación victoriosa de su belleza desarmada?”. El libro está a la venta en librerías al precio de 18 euros.

Julián Carrón es presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación y responsable internacional de este movimiento eclesial desde 2005. Nació en 1950 en Navaconcejo (Cáceres). Ordenado sacerdote en 1975, fue profesor en la Universidad Complutense de Madrid y Élève Titulaire en la École Biblique de Jerusalén, responsable del Seminario Menor, profesor de religión, director del Colegio Arzobispal de Madrid. Después doctorarse en Teología en la Facultad Teológica del Norte de España (Burgos), fue profesor de Nuevo Testamento en la Facultad de Teología San Dámaso de Madrid. En 2004 se trasladó a Milán, a requerimiento de Luigi Giussani, fundador de Comunión y Liberación, para compartir con él la responsabilidad en la guía del movimiento. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·