Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Durante la misa dominical

Un párroco interrumpe la homilía e invita a un feligrés a debatir sobre ideología de género

“Le ofrecí subir al púlpito porque no tuve tiempo de meditar mi actuación, pero la liturgia no es el lugar adecuado”, rectifica el sacerdote

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante la celebración de una Misa dominical, un párroco de Madrid eligió el tema del matrimonio entre hombre y mujer, abierto a la vida, y explicó la doctrina cristiana sobre el sexto mandamiento y alertó de algunas ideologías contrarias al mensaje evangélico.  Un feligrés que estaba en primera fila, comenzó a murmurar y a disentir de las palabras del sacerdote mediante gestos no verbales.  

Una imagen del Día del Orgullo Gay. Una imagen del Día del Orgullo Gay.

El párroco, al observar el malestar de este feligrés, interrumpió su homilía y le invitó a subir al púlpito para debatir sobre este asunto. “Puede usted subir aquí a exponer sus razones”, le dijo el sacerdote, según relatan a Religión Confidencial personas que presenciaron los hechos. Sin embargo, el fiel aludido prefirió quedarse en su sitio.

Este Confidencial se ha puesto en contacto con este sacerdote, que de momento no quiere desvelar su nombre ni dar más importancia a lo sucedido, aunque declara a RC: “Invité a este feligrés a subir al ambón porque no tuve tiempo de meditar mi actuación, pero la homilía y la liturgia no son espacios de debate, para eso hay otros ámbitos”.

Algunos feligreses de esta parroquia madrileña comentan a este Confidencial que durante la homilía, el sacerdote no incurrió en ningún acto de discriminación, sino simplemente, quiso ejercer su derecho a la libertad de expresión y religiosa que garantiza “expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, según recoge el artículo 20 de la Constitución Española.

Los mismos fieles afirman que este sacerdote es muy activo, muy volcado y respetuoso con las personas, organiza muchas actividades y es muy cercano, con un “carácter estupendo. Da gusto hablar con él”, declaran.

“Lo que ocurre – prosiguen los mismos feligreses – es que algunos pretenden callar la boca a los cristianos, sin poder difundir nuestras ideas, que es diferente a discriminar a las personas. Esto es lo que va a ocurrir con la Ley de protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·