Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

De Paolis: “Hoy es el momento de la cosecha, tras una larga siembra”

Las claves de la ordenación de los nuevos 35 sacerdotes Legionarios de Cristo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Cardenal Velasio de Paolis, tras concluir este mismo año 2014 su trabajo de supervisión sobre los Legionarios de Cristo, que comenzó en julio de 2010 y se ha cerrado con el fin del capítulo general de la congregación, ha ordenado en Roma a 35 nuevos sacerdotes de esta comunidad. La misa fue celebrada en la Basílica de San Juan de Letrán.


Ceremonia de ordenación de 35 sacerdotes Legionarios de Cristo. Ceremonia de ordenación de 35 sacerdotes Legionarios de Cristo.

En su homilía el Cardenal De Paolis señaló que «Las ordenaciones sacerdotales son siempre motivo de confianza en el futuro, de esperanza», para añadir que «y este año tanto más porque marcan un momento de particular importancia para la vida del mismo Instituto. Durante los últimos tres años la Legión, siguiendo las instrucciones y directivas del mismo Santo Padre, ha afrontado y recorrido un camino de verificación de su historia y de su vida».

De Paolis hacía así referencia a la aprobación pontificia del pasado 1 de noviembre de las nuevas Constituciones de los Legionarios de Cristo, una aprobación que ha cerrado la primera etapa del proceso de renovación que se inició en esta institución eclesial luego de conocerse la doble vida de su fundador, Marcial Maciel.

De Paolis les recordó también que el sacerdocio los introduce a una intimidad especial con Jesucristo: «Vuestra vocación es al amor, y al amor más grande, que es el don de la propia vida. Es una vocación a la amistad con Jesús».

Dirigiéndose a los ordenados el Cardenal les dijo que su vocación «es un don para los demás: para la Iglesia, para la salvación del mundo». Y también les señaló: «Queridísimos jóvenes, hoy alcanzáis la meta de vuestra vocación. Una meta imposible para los esfuerzos y las fatigas humanas, aunque éstas se requieran y en modo perseverante. […] Para vosotros ha sido una decisión que habéis madurado durante muchos años delante de Dios y de vuestra conciencia, ayudados por el consejo de vuestros superiores; en la oración asidua, para tener la luz necesaria y el conforto de la fuerza del Espíritu Santo».

Además agradeció a los padres de familia, a los formadores y a quienes con su oración han acompañado los nuevos sacerdotes a llegar a este momento decisivo de sus vidas.



“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·