Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

El 69% de los jóvenes españoles se casan 'por la Iglesia' frente al 31% que eligen el matrimonio civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El último informe de la Fundación SM, dirigido por el sociólogo Julio Iglesias de Ussel, refleja que el matrimonio como proyecto vital sigue siendo una opción mayoritaria entre los jóvenes españoles. Más del 80% terminan casándose, y la mayoría (75%) de los matrimonios jóvenes declaran estar tan enamorados hoy como cuando se casaron. De ellos, el 69% optan por un matrimonio religioso, y el 30% por uno civil.

El informe 'Matrimonios y parejas jóvenes. España 2009' presentado este juves, aborda, entre otros asuntos, la nupcialidad, los valores y expectativas de la vida familiar, las dinámicas de convivencia o la distribución de las responsabilidades y los recursos, según informa Vida Nueva.

“Es dudoso –se lee en el estudio– que, como afirman algunas voces, nos dirijamos a un escenario donde cualquier estructura comunitaria, incluida la familia, se descomponga. (…) Los individuos estudiados en este libro seguirán viviendo en familias, continuarán valorando la vida en pareja, reconocerán las oportunidades y ventajas que esta procura, y pelearán por mantener sus familias intactas, por reconstruir su vida familiar si ésta (por cualquier circunstancia) se rompe (…). Quizá sus trayectorias familiares se asemejarán poco a las de sus padres, pero su confianza en la familia como institución parece inquebrantable”.

En el aspecto religioso, el 90% de las personas que se consideran muy buenos católicos y católicos practicantes, y el 77% de los católicos no muy practicantes optan por el matrimonio religioso.

Además, el 55% de quienes se consideran "indiferentes" y un tercio de los "agnósticos, no creyentes y ateos" también optan por el rito religioso. “Estos datos avalan la idea de que el matrimonio por la Iglesia es, en muchos casos, un rito social relativamente independiente de las creencias de los contrayentes y que trasciende la dimensión estrictamente religiosa”, opinan los autores.